Afloja un candado rígido y otros sorprendes usos que le puedes dar a una barra de jabón

Las mujeres somos aficionadas a irnos de compras y más aún cuando se trata de los productos para el hogar, todo lo que sea relacionado con la limpieza, belleza y cuidado siempre lo compramos pensando en nuestras necesidades. Por ejemplo, el jabón ya sea líquido o de barra, vienen con ingredientes de avena y aceites naturales para humectar o con agentes limpiadores y protectores para la piel, pero cualquiera que sean sus componentes, no se nos pasa por la mente otros usos que podemos darle además de la limpieza.

Sin importar la marca o aroma que tengas en casa, no deseches ese jabón anticuado que tienes o que por pura cortesía te han dado en un hotel, porque pueden ser muy útiles. Aquí te dejamos algunas razones, para que puedas darle un nuevo uso a tu jabón, ¡El último es el mejor!

Hacer tu propio jabón líquido

Si tienes un jabón en barra, pero por alguna circunstancia o razón prefieres el jabón líquido, puedes transformarlo y hasta ahorrarte algo de dinero. Todo lo que debes hacer, es rallar 4 onzas de la barra de jabón y mezclar con agua hirviendo. Revuelves y agitas en un frasco hasta que el jabón en barra se disuelva, dejas que se enfríe y podrás llevar tu nuevo jabón líquido a dispensadores. Recuerda que antes de usarlo deberás agitarlo.

En la sastrería

Puedes apoyarte de una barra de jabón para coser más fácil y ayudar a marcar los dobladillos o las líneas de las costuras, para que tengas una guía a la hora de coser. También sería muy útil si utilizas una barra de jabón como alfiletero, cubriéndola con una tela que sea estampada y la decoras a tu gusto. Allí podrás almacenar los alfileres o agujas sin temor a que se pierdan, además tendrás un buen aroma.

Cubrir un sartén

Si te vas de plan con tus amigos o familia para un campamento o vas para una finca donde la estufa funciona con hierro fundido y leña o fogata, pero no quieres dañar tu sartén, puedes poner sobre la base una barra de jabón de manera que cubras el fondo y facilitar la limpieza del hollín.

Para proteger las uñas

Si tienes alguna labor en el hogar, tal como reparar el automóvil aceitoso o excavar las manos en el jardín o tierra y quieres cuidar tus uñas, vas a clavar las uñas en una barra de jabón, de manera que este evite que la suciedad ingrese debajo de las uñas.

Para detectar una fuga de aire

Si tienes el flotador de tu hijo o una llanta está goteando y quieres saber por dónde se está saliendo el aire, todo lo que debes hacer es humedecer una barra de jabón y frotarla sobre el área o zona sospechosa, verás cómo se van a crear unas burbujas y es allí donde se está escapando el aire.

Para que los vidrios o lentes no se empañen

Si estás cansada de que tus gafas siempre estén empañadas o cuando sales de bañar luego de una ducha caliente, ves como tu espejo se empaña, puedes resolverlo. Cuando el vidrio esté seco, vas a frotar una barra de jabón, pero no vas a agregar agua sino que simplemente vas a quitar los residuos con un paño seco, allí verás la magia ¡Adiós niebla!

Cubrir pequeños agujeros en la pared

Y generalmente nos sucede que cuando clavamos pequeñas puntillas en la pared para colgar cuadros y luego lo retiramos, vemos cómo quedan agujeros. Si quieres visiblemente ocultarlos, vas a tomar una barra de jabón que coincida con el color de la pintura de la pared y las frotas sobre el agujero, para poder rellenar el agujero y asi puedas enmansillar para volver a pintar.

Dale aroma y frescura a espacios cerrados

Y a estos espacios nos referimos como a los armarios, cajones, maletas y carros. Elige el aroma de tu preferencia y que pueda funcionar como aromatizante, para que envuelvas la barra de jabón en una toalla o paño delgado. Recuerda que debes retirar su envoltura exterior. Funciona muy bien par botas o zapatos con mal olor.

Haz tu propio detergente casero

Para realizar detergente casero es esencial el jabón, en este caso vas a tomar una barra la disuelves en agua caliente y luego le agregas bicarbonato de sodio y bórax. Es un detergente que puedes hacer fácilmente en casa y que va a tener gran eficacia, incluso para la lavadora.

Como quitamanchas

Dile adiós a esas manchas difíciles, frotando un poco de jabón en barra. Algunos jabones como el Zote y Rey prometen ser desmanchadores por excelencia, pero también puedes usar uno de tocador en tu aroma favorito, lo importante es que no tengan acondicionadores agregados.

Destrabar una cremallera

¿Llevas varios días logrando despegar una cremallera de tu pantalón o maleta? La solución es fácil, vas a pasar una barra de jabón sobre los dientes de la cremallera y ¡zas! La cremallera se va deslizar fácilmente.

Afloja un candado rígido

Es muy común que la cerradura de una puerta se ponga dura o rígida al igual que un candado, y por ende es más difícil poder abrirla. Vas a tomar la llave y la arrastras sobre una barra de jabón que esté seca y cubres toda la superficie. Luego, vas a insertar la llave revestida en la cerradura, y así es como ya será más fácil de abrir el candado o puerta. De hecho si al abrir una puerta suena un chillido, puedes poner un poco de jabón para aflojar las bisagras.

Total
1
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Articulo anterior

Decoraciones navideñas usando una escalera de mano

Siguiente artículo

Cómo cuidar una costilla de Adán

Related Posts