¿Por qué mi planta de serpiente no crece? 7 soluciones fáciles

La planta de serpiente es muy popular por su uso en interiores y aunque su crecimiento no es demasiado rápido, si debería generar hojas nuevas y estirarse con el paso del tiempo. Si observas que tu planta no crece como debería, es posible que no esté recibiendo los cuidados adecuados.

Como son muchas las causas que pueden generar este problema, es muy importante aprender a identificarlo antes de intentar ayudarla; de esta manera podrás hacer los cambios necesarios para que pueda prosperar. A continuación, te diremos cuáles serían las razones y posibles soluciones.

Causas y soluciones

1- Luz solar

Aunque se dice que la planta de serpiente puede sobrevivir por mucho tiempo con muy poca luz, si deseas que se desarrolle mejor déjala en interiores con luz brillante e indirecta. También pueden tolerar la luz solar directa, sobre todo en la mañana y al finalizar la tarde, ya que no es intensa.

  • Una forma muy sencilla de saber si la exposición a la luz es la adecuada sería al levantar la mano frente a la pared o el piso que esté cerca de la planta. Si no se forma una sombra clara contra la superficie, entonces la luz es demasiado baja.
  • Otra opción sería utilizar el sensor de luz del teléfono, para saber la cantidad de luz que está recibiendo la planta. Existen varias aplicaciones que son gratuitas.

2- Falta de riego

Esta planta también se destaca por ser resistente a la sequía, sin embargo, su crecimiento se reduce al no regarse lo suficiente, lo ideal es hacerlo cuando que el suelo esté casi seco. Los principales signos de la falta de agua son las hojas rizadas, puntas marrones, suelo seco y por supuesto, falta de crecimiento. ¿Cómo saber el momento para regar?, aquí te damos los tips.

  • Puedes introducir uno de tus dedos en el sustrato para comprobar si sigue húmedo. Trata de hacerlo con frecuencia, así podrás darle agua cuando en verdad lo necesite.
  • También puedes levantar la maceta para verificar su peso, pues la tierra seca es más ligera.

3- Exceso de riego

El riego excesivo es otra de las razones por las que tu planta está en mal estado y con riesgo de morir. Demasiada agua genera pudrición de raíces, lo que afecta el crecimiento y la salud de la planta. Si las hojas se vuelven amarillas y se caen debes actuar con rapidez para tratar de salvarla.

  • Lo primero que debes hacer es retirar a la planta de la maceta y revisar las raíces en busca de pudrición. Las raíces dañadas son color marrón o negro, frágiles, blandas y huelen mal.
  • Si la raíz está afectada es importante podar con unas tijeras limpias y desinfectadas.
  • Asegúrate de retirar con la mano la mayor cantidad de tierra que tenga alrededor de las raíces, luego lava con agua para eliminar lo que quede.
  • Si lo deseas, puede tratar las raíces con solución diluida de peróxido de hidrógeno.
  • Lleva a la planta a un sustrato nuevo, con una maceta que tenga orificios de drenaje.
  • Una vez que la planta se recupere y reciba buenos cuidados empezará a crecer.

4- Trasplante

Si la planta de serpiente ha llenado la maceta con raíces, es probable que esto sea la causa del problema. Solo tendrá crecimiento con las raíces suficientes para sostener a la nueva planta.

  • Esta es una planta que no requiere de tantos trasplantes. Además, son muchas las personas que prefieren dejarlas en la misma maceta para poder restringir el crecimiento y que se mantengan pequeñas. Pero, si ese no es tu caso, pásala a una maceta más grande.
  • Tampoco exageres con el tamaño de la maceta al momento de trasplantar, ya que si es muy grande también podrían existir problemas con el riego.

5- Fertilizante

La falta de nutrientes también puede ralentizar el crecimiento de la planta de serpiente, por lo que también deberías considerar un fertilizante. Además, las opciones para hacerlo son muy variadas.

  • Puedes optar por lo natural como agregar compost a la mezcla para macetas, usar el té de compost o hummus de lombriz. Otra opción son los fertilizantes sintéticos.
  • Es importante no exagerar con las cantidades, ya que pueden dañar las raíces y las hojas.

6- Aclimatación

Una vez que llevas una planta a casa, esta necesita tiempo para adaptarte a su nuevo hogar, ya que las condiciones serán diferentes a las del vivero o el lugar de donde se adquirió. Así que existe la probabilidad de que tu planta deje de crecer en 1-2 meses.

  • Si la planta de serpiente tiene buen aspecto y le estas brindando todos los cuidados, debes tener paciencia y esperar, después de un tiempo deberías observar el nuevo crecimiento.

7- Plagas y enfermedades

Este es otro problema que le genera estrés a la planta y detendrá su crecimiento. La mayoría de enfermedades son por exceso de riego, por lo que estar atento a los cuidados sirve para prevenir.

Por otro lado, están las cochinillas y las escamas, pues el daño que causan causarán un impacto en el crecimiento y la salud de la planta. Lo mejor es revisarla con frecuencia para tratarla a tiempo.

  • Lo primero será separarla de las otras plantas, luego eliminar de forma manual la plaga, puede ser con un paño o lavándolas con una manguera.
  • Rocíala con un tratamiento, ya sea peróxido de hidrógeno diluido, aceite de neem o alcohol isopropílico en aerosol.
  • Continúa con el tratamiento cada 5-7 días por 3-4 semanas, hasta que estés seguro de haber eliminado la plaga.
  • Después de tratarla pasarán algunos meses antes de ver su crecimiento.

Total
1
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Articulo anterior

Guía para hacer un jardín de interior con botellas de plástico

Siguiente artículo

Devuelvele el brillo a las ollas y sartenes viejos con estos trucos

Related Posts