¿Cómo cuidar a una planta campánula o campanillas?

Si el lila y el azul están entre tus colores favoritos, esta planta es ideal para ti.

La campanilla o campánula, también conocida como Rapunzel, es una planta que suele encontrarse en las regiones templadas del hemisferio norte y que abunda en regiones como el mediterráneo o el cáucaso.

Existen varias especies de esta planta que son cultivadas por la belleza de sus flores. En Europa, por ejemplo, es común la especie Campanula rotundifolia , conocida por sus vistosas flores azules.

También hay especies de origen silvestre que son cultivadas para adornar jardines, balcones y terrazas, como por ejemplo la Campanula scheuchzeri, Campanula glomerata, o Campanula cochleariifolia.

Pero la campánula no solo es usada con fines ornamentales, sino también para fines alimenticios o medicinales.

Las especies de campanilla pueden ser anuales, bienales o perennes y su cultivo está muy extendido debido a la belleza de sus flores, en forma de campana, cuyos colores pueden ser azul púrpura, blancos o rosas. Según la familia a la que pertenezcan, bien pueden ser de tallo erguido o pueden ser rastreras. Son también apetecidas por su rápido crecimiento.

Las especies más extendidas de campanilla son Campánula Isophylla, que es una planta de pequeñas dimensiones, aproximadamente 20 centímetros de altura. Tiene flores pequeñas de color azul o lila. Proviene de Italia. Comienza a florecer durante los meses de primavera y dura hasta el final del verano.

Está la Campánula carpática, que proviene de los Montes Cárpatos. Es más grande que la especie anterior, pues alcanza hasta 60 centímetros de altura. Es conocida por sus flores azules y blancas, que florecen durante todo el verano.

Finalmente, tenemos la Campánula Pyramidalis. Esta es una planta perenne con flores azules y suele aparecer alrededor de los cultivos de maíz.

Cuidados de la campanilla

Luz solar

Esta planta puede ser cultivada tanto en materas como en el suelo del jardín. Si bien es una planta rústica que puede soportar bien diferentes ambientes, lo principal que debemos tener en cuenta es proveer a la planta una buena sombra, ya que la campánula no resiste la luz solar de manera directa.

Riego

La campánula requiere de un buen riego, además de una humedad adecuada en el sustrato. Durante la primavera y el verano, que son las épocas de mayor calor, se recomienda combinar el agua con la que se realiza el riego con abono líquido. Esta es la mejor temporada para aplicar fertilizante. No se debe abonar durante otros meses del año.

Durante los meses frios es mejor el riego moderado, utilizando un atomizador que permita mantener la humedad del sustrato en la maceta, pero no de manera excesiva. Se debe garantizar en todo momento el buen drenaje en la maceta para que no se acumule demasiado y comiencen a pudrirse las raíces. La clave está en que el sustrato siempre esté ligeramente húmedo. Tener un sustrato demasiado húmedo puede llevar también a la aparición de hongos, que son comunes en este tipo de planta.

Temperaturas

La campanilla es una planta capaz de soportar bajas temperaturas durante los meses de invierno. Sin embargo, no se recomienda que la planta esté expuesta a temperaturas menores a los 5 grados centígrados. Normalmente, con temperaturas entre los 7 y los 10 grados centígrados puede llegar a florecer. Durante los meses de más calor, se debe procurar que la campánula no esté expuesta a temperaturas superiores a los 20 grados centígrados. Si las temperaturas son mayores, habrá que hidratar frecuentemente el sustrato para evitar la resequedad de la planta.

Poda

La poda debe ser moderada, únicamente cortando las hojas y flores viejas o secas. Esto con el fin de dar paso para que nuevas flores puedan crecer.

Trasplante

Este es un aspecto desconocido para muchos, pero la campanilla requiere de un trasplante anual. Puesto que es una planta que crece rápidamente, la matera en la que se encuentre puede llegar a quedarle pequeña de manera frecuente. Es por esto que es importante brindarle el espacio suficiente para poder crecer con cada año que pasa, así como también un sustrato que sea universal o para plantas verdes.

Eso es todo lo que tienes que saber. Con pocos cuidados, vas a poder contar con una planta que se verá bien en cualquier espacio de tu hogar, siempre y cuando tengas las condiciones correctas, adornando el lugar donde se encuentre con hermosas flores durante la primavera y el verano.

Total
78
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Paso a paso para sembrar lechugas en botellas plásticas

Siguiente artículo

Cómo tener un jardin lleno de hortensías

Related Posts