Cómo cuidar y propagar una orquídea joya

Conoce esta especie de orquídea que se está robando todas las miradas.

Ya son muchos los que han desarrollado una loca pasión por las orquídeas, son flores muy elegantes y bellas. Cada variedad de esta planta genera gran interés en la comunidad amante de las plantas. No todos tienen el don de la jardinería y las orquídeas en particular son unas plantas que requieren de especial atención pues son delicadas, ya que son plantas tropicales que se desarrollan en colaboración con otra vegetación dentro de la naturaleza, lo cual no puede proveerse en un hogar.

La orquídea joya es una planta bastante resistente en comparación con otras orquídeas, hoy te hablaremos de esta planta tan inusual en su género.

Características principales de la orquídea joya

Es una planta muy valorada gracias a su textura de melocotón, sus hojas siempre serán vistas en profundas tonalidades oscuras entre los tonos bronce, verde oscuro, vino tinto y casi negro, con venas de color blanco o rosa.

Aunque provienen del Sudeste Asiático es cultivada y vendida en todos los rincones del mundo como una planta de interior, ya que en su hábitat se desarrolla bajo sombra.

La orquídea joya es bastante particular ya que es la única especie que pertenece al género de la Ludisia, por esta razón recibe también el nombre de Ludisia discolor y popularmente se le ha denominado como orquídea tigre y orquídea de encaje dorado.

La orquídea joya puede llegar a crecer hasta 70 centímetros si se le provee de las condiciones necesarias para un óptimo desarrollo. Sus hojas tienen una forma elíptico lanceolada, esto quiere decir que cuentan son una silueta ovalada que termina en punta, estas hojas pueden medir hasta 10 centímetro de largo

Cultivo y Cuidados de la orquídea joya

En el exterior puede ser cultivada bajo la sombra de otras plantas más altas que esta. Y en el interior, bien cuidada, puede florecer en épocas de frío. En casa debe dársele una ubicación luminosa, no debe recibir viento ni natural ni artificial.

El sustrato para esta planta debe tener una alta capacidad de drenaje. En el vivero podemos conseguir un sustrato hecho para plantas de tipo acidófilo y poner una capa de perlita con la misma cantidad del sustrato. Puedes agregar un poco de compost de hojas o musgo. Las piedras y la corteza de pino también son favorecedoras para el drenaje.

Puede ser plantada en materas de arcilla o plástico. Se le puede aplicar fertilizante granular o líquido para orquídeas cada 2 meses aproximadamente. El mejor momento para abonarla es durante el verano.

Esta especie no requiere de mucha agua, puede regarse de dos a tres veces por semana durante los meses de calor, disminuyendo esta cantidad en otras temporadas. No permitas que sobrepase los niveles altos de hidratación pues esto podría eliminar sus botones florales y no terminar de florecer.

La orquídea joya exige un nivel alto de humedad ambiental, para esto podemos encender nuestro humidificador o sencillamente poner algunos recientes con agua cerca de esta. Por otra parte es una planta que no tolera demasiado frío o una helada, los 10 grados centígrados son su límite.

No es una planta muy asediada por las plagas. Su única enemiga viene siendo la cochinilla que puede agredirla en algún momento. Si esto llega a ocurrir puedes hacer uso de un cotonete untado de alcohol para retirar con suavidad a los insectos de la superficie de sus hojas.

i.pinimg.com

Propagación de la orquídea joya

Esta especie es una planta muy sencilla de propagar, sólo necesitas tomar unos 10 centímetros del tallo y colocarlo al interior de un recipiente con agua o en una matera con tierra húmeda.

Ubícalo en una ventana donde pueda recibir luz solar indirecta. Espera un par de semanas y verás como empiezan a crecer las raíces. Si haces este proceso en tierra, podrás notar el crecimiento de las raíces cuando emerjan las hojas. Una vez detectes el crecimiento de las raíces podrás trasplantarla al punto definitivo.

Trasplantación de orquidea joya

Una vez hayan pasado un par de años la orquidea joya habrá crecido demasiado para el tamaño de su matera. En este punto debes trasplantarla. Para esto, selecciona un recipiente con un hueco para realizar el drenaje. Debe tener una amplitud superior a la de su lugar anterior.

La matera perfecta para esta planta debe tener un ancho superior a su profundidad, teniendo en cuenta que esta planta puede explayarse por el piso.

Arregla la matera con una combinación de tierra de jardín de compost y algo de arena. Después retira la planta con delicadeza para no lastimar las raíces y ubícala en su nueva matera.

Instala la planta al mismo nivel de profundidad en el que se encontraba en la matera anterior. Luego riega con abundante agua y sitúa a la sombra durante un par de días, para que se reestablezca de manera exitosa.

Total
70
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Cómo usar vinagre para germinar semillas

Siguiente artículo

Pintura ecológica: la fórmula perfecta para tu salud y la del medio ambiente

Related Posts