10 problemas comunes de la planta Monstera y cómo solucionarlo

La Monstera es una planta tropical originaria de América Central y del Sur, la cual es conocida por su gran belleza brindada por sus hermosas hojas verdes, grandes y perforadas, con delicadas flores blancas; es una especie de planta que puede alcanzar incluso un tamaño impresionante estando en interiores, y son muy populares como plantas de este tipo, es decir de interior, debido a su capacidad para purificar el aire y su fácil cuidado.

Sin embargo, puede ser propensa a algunos problemas comunes, por lo que debes de brindar mucha atención a tu planta y sobre todos a estos 10 problemas comunes de la planta Monstera, los cuales te explicaremos uno por uno y te diremos cómo solucionarlos.

1. Hojas amarillas o pérdida de hojas

Hay varias razones por las cuales las hojas de una planta de Monstera pueden volverse amarillas y así mismo empezar a caerse. Algunas de las causas comunes incluyen; primero la falta de luz, ya que, si una planta de Monstera no recibe suficiente luz indirecta, sus hojas pueden volverse amarillas y caerse. Segundo exceso de agua, puesto que, si riegas una planta de Monstera con demasiada frecuencia o no drena adecuadamente el exceso de agua, las raíces de la planta pueden pudrirse y las hojas pueden volverse amarillas y morir, lo que hará que se caigan rápidamente, y tercero no contiene nutrientes insuficientes, si una planta de Monstera no recibe los nutrientes adecuados, sus hojas pueden volverse amarillas y las nuevas hojas pueden ser pequeñas.

Para solucionar estos problemas, es necesario identificar y corregir la causa subyacente. Si es debido a la falta de luz, asegúrate de que tu planta esté en un lugar con luz indirecta y adecuada; si es debido al exceso de agua, asegúrate de no regar tu planta con demasiada frecuencia y de que el sustrato no esté siempre húmedo; si es debido a nutrientes insuficientes, asegúrate de fertilizar tu planta regularmente con un fertilizante específico para plantas de hoja tropical.

2. Hojas negras

Las hojas negras en la planta Monstera pueden ser causadas por tres principales razones entre ellas dos mencionadas con anterioridad que son el exceso de riego y la falta de luz y como tercer factor están las plagas o enfermedades, ya que algunas plagas, como las arañas rojas y los pulgones, pueden causar manchas negras en las hojas. Para solucionar el problema de hojas negras en la planta Monstera, puedes primero asegúrate de que la planta esté en un lugar con la cantidad adecuada de luz, controlar el riego de la planta y evita regarla demasiado y revisar regularmente la planta en busca de plagas o enfermedades, si encuentras plagas, trata de eliminarlas con productos específicos.

Además, si las hojas ya están completamente negras, es mejor retirarlas para evitar que contagie las demás hojas. Es importante recordar que las plagas y enfermedades pueden ser causadas por un ambiente inadecuado y a una falta de mantenimiento general, por lo que es recomendable mantener un ambiente adecuado y hacer una limpieza regular de las hojas.

3. Hojas sin fenestración

La falta de fenestración en las hojas de una monstera puede ser causada por una variedad de factores, similares a los propuestos por las hojas negras, ya que se debe a una falta de luz, donde si la planta está en un lugar con poca luz, es posible que las hojas no se desarrollen correctamente; un exceso de agua, donde esto puede causar daños en las raíces de la monstera, lo que a su vez puede afectar al desarrollo de las hojas; y por las plaga como las arañas rojas o las moscas blancas pueden causar daños en las hojas de una monstera, lo que puede afectar al desarrollo de las fenestraciones.

Para solucionar esto, se puede tratar de colocar la planta en un lugar con suficiente luz indirecta, asegurarte de que el suelo no esté encharcado y dejarlo secar antes de regar de nuevo, revisa las hojas de la planta en busca de plagas y tratarlas si se encuentran y aplicar fertilizante adecuado. Por otro lado, es recomendable seguir las instrucciones de cuidado específicas de esta planta y si no se observa mejoría en un periodo corto de tiempo es recomendable llevarla a un especialista en jardinería para un diagnóstico más preciso.

4. Hojas pequeñas

Las hojas de una planta de monstera pueden ser pequeñas por falta de cuidados, ya que, a pesar de ser una planta con una gran facilidad de cuidados, igualmente cuando no se mantiene y no se le brindan aspectos como luz adecuada sin exceso o sin reducirlo, revisar constantemente si contiene o no algún tipo de enfermedad o plagas, regar sin llegar a inundarla y brindarle siempre los nutrientes suficientes. Recomendamos, si es posible, trasladar tu planta a un lugar con más luz o un lugar donde no reciba tanto sol directo, asegurarte de no estar regando mucho la planta y aplicar un fertilizante rico en Nitrógeno.

5. Falta de crecimiento

Las hojas nuevas de la Monstera pueden no crecer debido a una variedad de razones que van muy de la mano con el punto anterior de las hojas pequeñas, sumándole el contener una temperatura demasiado baja, ya que, si las temperaturas están demasiado bajas, la Monstera puede dejar de producir hojas nuevas.

Para solucionar el problema, se deben tomar medidas como: asegurarte de que la planta esté recibiendo suficiente luz indirecta, revisar el no regar en exceso y permitir que el suelo se seque ligeramente entre riegos, mantener una temperatura adecuada para la especie y verificar la planta regularmente para detectar plagas o enfermedades temprano y tratarlas apropiadamente.

Es importante tener en cuenta que la Monstera, especialmente en interiores, a veces pueden tardar varios meses en producir una nueva hoja, pero esto no significa necesariamente que esté enferma.

6. Falta de floración

Hay tres razones por las que una monstera puede no florecer y estas son:

  • Luz insuficiente: La monstera necesita al menos 4 horas de luz indirecta cada día para florecer. Si la planta no recibe suficiente luz, es probable que no florezca.
  • Falta de nutrientes: Las monsteras necesitan una variedad de nutrientes para prosperar, incluyendo nitrógeno, fósforo y potasio. Si la planta no está recibiendo suficientes de estos nutrientes, es posible que no florezca.
  • Riego inadecuado: La monstera no tolera bien el exceso de agua o el riego irregular. Es importante asegurarse de que el suelo no se encharque y que la planta tenga tiempo para drenar antes de volver a regar.

Para solucionarlo se sugiere proporcionar suficiente luz indirecta a la planta, colocándola en un lugar con buena iluminación natural; fertilizar con fertilizante balanceado específico para plantas de interior; asegurarte de que la planta está en un suelo drenado, y regarla solo cuando el suelo esté seco al tacto.

Si no hay mejoría, considera revisar si tiene plagas o enfermedades, y considera buscar asesoramiento de un especialista en jardinería.

7. Desgarro del follaje

Tu Monstera podría tener desgarros en su follaje debido a que recibe luz solar directa, puesto que, si la planta recibe demasiado sol directo, puede quemar las hojas y causar desgarros. Otro motivo puede ser que contenga poca humedad, la Monstera requiere un ambiente húmedo para prosperar. Si el aire está demasiado seco, las hojas pueden secarse y desgarrarse, así que es importante rociar agua sobre las hojas de la planta regularmente; o un último motivo podría ser una falta de nutrientes, ya que, si la planta no está recibiendo los nutrientes adecuados, las hojas pueden debilitarse y desgarrarse.

Para solucionar el problema de desgarros en las hojas de tu Monstera, se recomienda, claramente proporcionar la cantidad adecuada de luz, mantenerla en un ambiente húmedo, protegerla de corrientes de aire y temperaturas extremas y fertilizarla regularmente con fertilizante balanceado.

8. Sustancia en polvo en las hojas

Es posible que su planta de Monstera tenga una infestación de polvo de pulgón. Los pulgones son pequeños insectos que se alimentan de la savia de la planta y pueden dejar un residuo en polvo en las hojas. El polvo también puede ser un signo de otras plagas como las cochinillas o las arañas rojas. Es recomendable inspeccionar cuidadosamente las hojas de la planta para detectar la presencia de plagas y tratarlas de manera oportuna. Además, también podría ser una condición de humedad, especialmente si la planta está en un ambiente con alta humedad, es posible que el polvo se acumule en las hojas debido a la condensación. Lo mejor es mantener las hojas limpias mediante una limpieza regular con un paño suave o un cepillo de cerdas suaves, especialmente en las esquinas y dobleces de las hojas.

9. Follaje deformado

Hay varias razones por las que una monstera puede tener follaje deformado. Algunas posibles causas incluyen:

  • Luz insuficiente: Si la planta no está recibiendo suficiente luz, el follaje puede crecer de forma estrecha o en espiral. Asegúrate de que la planta esté en un lugar con luz indirecta pero brillante, como cerca de una ventana con luz natural.
  • Exceso de riego: Si estás regando la planta con demasiada frecuencia, puedes causar una acumulación de agua en el suelo, lo que puede provocar que el follaje se deforme. Asegúrate de dejar que el suelo se seque un poco antes de regar de nuevo.
  • Plaga o enfermedad: Algunos insectos y enfermedades pueden causar deformaciones en el follaje. Si ves manchas o puntos blancos en las hojas, o si ves insectos pequeños, es posible que tu planta tenga plagas.
  • Deficiencia de nutrientes: Si tu planta está recibiendo una cantidad insuficiente de nutrientes, el follaje puede deformarse. Asegúrate de proporcionarle un fertilizante adecuado y de riego con agua de buena calidad.
  • Corriente de aire: si la planta esta expuesta a corriente de aire directo puede provocar que las hojas se deformen y marchiten, busca un lugar donde la planta esté protegida de corriente de aire directa.

Si no estás seguro del problema, te sugiero tomar una foto de la planta y mostrarlo a un especialista en jardinería o en plantas, ellos podrán ayudarte a determinar la causa exacta del problema y brindarte recomendaciones específicas para solucionarlo.

10. Rizo de hojas

Las hojas de tu Monstera pueden estar rizadas, porque le hace falta algún tipo de cuidado ya sea en la humedad, la luz, la temperatura o incluso plagas. Por lo que debes de evaluar muy bien cuál es el factor principal de los rizos y tratarlo rápidamente, sin embargo, es importante recordar que las hojas de la monstera son grandes y a veces pueden doblarse debido a su propio peso, especialmente cuando son jóvenes, esto no es un síntoma de un problema de salud.

En general, si las hojas de tu Monstera están rizadas y no estás seguro de por qué, es recomendable que la traslades a un lugar con luz indirecta y temperatura constante, riega con regularidad y revisa si hay plagas para asegurarte de que esté en buen estado de salud.

Total
6
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Cómo hacer que un helecho de interior se vea verde y frondoso

Siguiente artículo

Las 15 suculentas de color azul más hermosas

Related Posts