Cómo hacer que un helecho de interior se vea verde y frondoso

Los helechos de interior son plantas verdes con un aspecto similar al de las plantas de musgo. Son originarias de regiones húmedas y boscosas y requieren de un ambiente húmedo y sombreado para sobrevivir. Son ideales para crecer en macetas o jardineras dentro de casa o en un invernadero.

Requieren de poco cuidado y son muy resistentes, pero necesitan ser regadas regularmente y protegidos de corrientes de aire y luz solar directa. Sí deseas que tu helecho de interior se vea verde y frondoso todo el tiempo a continuación te dejamos algunas recomendaciones en su cuidado:

1. Bríndale espacio a las frondas de tu helecho

Los helechos necesitan espacio suficiente para que sus frondas puedan crecer y desarrollarse adecuadamente; esto incluye un suelo húmedo y bien drenado, así como una buena iluminación. Además, es importante evitar apretar las plantas juntas, ya que esto puede causar problemas de falta de aire y humedad. Es recomendable mantener una distancia adecuada entre las plantas, para permitir que las frondas crezcan libremente.

Por otro lado, ten en cuenta que los helechos liberan sus frondas debido a un proceso natural conocido como senescencia, en el que las hojas viejas y secas se desprenden para ser reemplazadas por nuevas hojas. Esto puede ser causado por una variedad de factores, como cambios en la luz o el clima, o el agotamiento de los nutrientes en el suelo. También puede ser una forma de adaptación a un ambiente cambiante o una estrategia para conservar energía y recursos, así que si se caen presta la atención suficiente para conocer que ocurre con tu helecho.

2. Alimenta de forma correcta a tu helecho

Para alimentar correctamente un helecho, se recomienda primero revisar que el suelo esté siempre húmedo, ya que los helechos necesitan un ambiente húmedo para sobrevivir, luego aplica fertilizante líquido en el suelo cada 2 o 3 semanas durante la primavera y el verano, asegurándote de seguir las instrucciones del fertilizante para evitar sobrealimentación; o también puedes usar un fertilizante líquido 20-10-20, diluido a 1/4 de su fuerza, una vez al mes a principios de primavera hasta mediados de otoño. Como recomendación te sugerimos que dejas de alimentarlas durante los meses de invierno.

Después del fertilizante aplicar un abono orgánico en el suelo en primavera para proporcionar nutrientes adicionales al helecho y siempre procura que tu helecho tenga suficiente luz indirecta, pero evitar la exposición directa al sol, ya que esto puede quemar las hojas. Por último, limpiar las hojas de polvo y suciedad regularmente, ya que esto ayuda a mantener la salud del helecho.

3. Ubica tu helecho en un lugar con mucha humedad

Los helechos son plantas que requieren de humedad para prosperar, debido a que el helecho es una planta acuática o de humedad que se encuentra en ambientes húmedos, como los bosques de hoja caduca, los bosques de coníferas, los pantanos y los lugares con alta humedad. Se sabe gracias a esto que la mayoría de los helechos requieren de un ambiente húmedo y una buena dosis de luz indirecta.

Por lo que es importante que brindar humedad a tu helecho, para hacerlo te recomendamos que riegues el helecho de manera regular, pero evitando el exceso de agua en el recipiente o maceta, ya que los helechos prefieren suelo húmedo, pero no encharcado. También, puedes colocar la maceta en un lugar con alta humedad, como cerca de un humidificador o en un baño con una ducha caliente o puedes cubrir la maceta con un plástico transparente para retener la humedad, pero asegúrate de mantener una buena ventilación para evitar que se formen moho y mohos.

4. Regula la temperatura de tu helecho

La temperatura adecuada para un helecho varía según el tipo de helecho. En general, la mayoría de los helechos prefieren temperaturas entre 60 y 75 grados Fahrenheit (15 y 24 grados Celsius) durante el día y entre 50 y 60 grados Fahrenheit (10 y 15 grados Celsius) durante la noche. Sin embargo, algunos helechos tropicales necesitan temperaturas más cálidas y otros helechos de climas fríos necesitan temperaturas más frescas. Es importante investigar el tipo de helecho que tienes y asegurarte de proporcionarle la temperatura adecuada para su supervivencia.

5. Mantén tu helecho hidratado

Los helechos necesitan mantenerse hidratados para poder realizar la fotosíntesis y crecer adecuadamente. La falta de agua puede causar que las hojas se vuelven amarillas y que la planta se marchite. Además, el exceso de agua también puede ser perjudicial para los helechos, ya que puede causar la aparición de enfermedades fúngicas. Por lo tanto, es importante asegurarse de que el suelo esté siempre húmedo, pero no encharcado, y evitar regar las hojas directamente.

6. Bríndale luz adecuada

Los helechos prefieren un ambiente con luz indirecta, por lo que es mejor colocarlos lejos de ventanas expuestas al sol directo. Sin embargo, necesitan suficiente luz para prosperar, así que es importante asegurarse de que reciban suficiente luz natural o artificial.

7. No mantengas tu helecho enraizado

Los helechos no deben mantenerse enraizados porque necesitan un ambiente húmedo y bien drenado para sobrevivir. Si se mantienen enraizados, las raíces se pueden pudrir debido a la acumulación de agua estancada. Es mejor mantenerlos en una maceta con una capa de grava en el fondo para drenar el exceso de agua y mantener el suelo húmedo. También es importante rociar regularmente el follaje con agua para aumentar la humedad alrededor de las hojas.

Total
48
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Aprende a podar rosas como un experto en jardinería

Siguiente artículo

10 problemas comunes de la planta Monstera y cómo solucionarlo

Related Posts