Aprende a plantar cebollas con y sin semillas

Muchas recetas saludables y deliciosas que se consumen en todo el mundo contienen cebolla, por lo que está claro que la cebolla es uno de los alimentos más consumidos en la dieta mediterránea de muchos humanos por su sabor y salud. Además aunque es fácil de comprar en el supermercado, es un alimento que puede ser cultivado de una manera bastante fácil y eficiente. Así que si tú estás interesado en cultivar tus propias cebollas, te mostraremos cómo hacerlo sin la necesidad de seas un jardinero externo, ya veras como podrás comer cebollas cultivadas por ti mismo, además podrás elegir la opción que más desees y te desea factible de cultivar entre: plantar directamente una cebolla o plantar una cebolla desde su semilla, tú eliges la mejor opción para ti.

Cebolla sin semilla

Está bien si no tienes semillas de cebolla para cultivarlas, ya que puedes hacer su cultivo a partir de tubérculos. Todo lo que necesitas es una olla con aproximadamente 20 cm de profundidad, bulbos y suelo fértil. Para comenzar con tu cultivo de cebolla sin semilla debes primero asegúrate de que tus macetas tengan buenos agujeros de drenaje, ya que este punto siempre es importante para cualquier planta de maceta, si no tiene los agujeros puede abrirlos con un objeto puntiagudo.

Luego empieza a colocar el sustrato dentro de la maceta, cortar la cebolla por abajo y dejar un soporte de 3 cm para asegurar un buen corte, pues esta pieza que has cortado contiene los brotes de cebolla que favorecerán el crecimiento. Ahora coloca los pedazos de cebolla que has decida plantar y ubícalos sobre la tierra de forma horizontal y cúbralos con más tierra aproximadamente de 4 a 5 cm.

Ubica la maceta en un área bien iluminado y riega con frecuencia, teniendo cuidado de no regar en exceso ni inundar el suelo, ya después de 15 días, podrás ver como crecen los primeros brotes de la cebolla que plantaste y cuando se hayan desarrollado todos los brotes nuevos, debes arrancar el trasplante, por lo que es mejor remojar un poco la tierra para que sea más fácil. Luego de sacar el nuevo brote plántalo en un área más amplia, asegurándote de que estén separados por unos 8 a 9 cm, esto se debe a que las raíces deben tener unos 4 cm de profundidad.

Cebolla con semilla

Las cebollas también se pueden cultivarse a partir de sus semillas, las cuales puedes comprar en un vivero o en una tienda especializada en horticultura. Además la cebolla es realmente fácil de propagar, pero requiere de otros elementos como fibra de coco y tierra especial para cultivar las semillas.

Para comenzar lo que debes de hacer es igual que el primer paso anterior, es conseguir una macetas con buenos agujeros de drenaje y si no los tiene crearlos para que tu maceta no ahogue tu cebolla por la falta de drenaje, luego de asegurarte de que tu maceta contiene un buen drenaje añade el sustrato a la maceta y mezcla semillas de cebolla con fibras de coco, luego espolvorea el resultado sobre el sustrato.

Luego de tener todo lo necesario dentro del sustrato, riega la maceta para asegurar una buena humedad y espera una semana para poder observar cómo germinan tus semillas. Y a partir de ese momento, asegúrate de tener una buena iluminación y un riego constante para que tus cebollas crezcan sanas, luego solo debes de espera unos meses para cosechar y disfruta de los deliciosos cebollas.

Cuidados de la cebolla

Las cebollas ya sean para cultivos con semilla o cultivos sin semilla son fáciles de cultivar y cuidar, pero requieren como cualquier otra planta de ciertos cuidados básicos muy importantes, como lo son: tener un buen suelo, recibir buena luz, tener un riego constante y ubicarla en una correcta maceta.

Para el suelo, lo ideal es utilizar un sustrato arenoso rico en materia orgánica; en cuanto a la luz, las cebollas necesitan una importante inversión de luz, por lo que es mejor plantarla donde se garanticen 7 u 8 horas de sol; para su riego, la cebolla no es una planta que necesite de mucha agua, pero es ideal mantener húmedo el sustrato en las primeras etapas del proceso de crecimiento, ya luego de su primera etapa ten cuidado con el exceso de humedad y de agua; y en cuando a la maceta asegúrate de que la maceta sea lo suficientemente profunda y tenga agujeros para promover el drenaje.

Total
13
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Hermosas ideas para hacer tú mismo tus decoraciones de navidad

Siguiente artículo

Los bonsáis más antiguos del mundo

Related Posts