Margarita del cabo: cuidados y cultivo

Hablar de plantas, es imaginar una decoración muy natural en nuestro hogar, además de una compañía absoluta, pero específicamente refiriéndonos a especies de plantas, cuando pensamos en margaritas pueden ser un grupo muy grande flores, pues pertenecen a la familia taxonómica de las Compuestas o Asteraceas, en las que se pueden apreciar hasta 1600 géneros. En este espacio, hablaremos específicamente de la Margarita del Cabo, una planta perfecta para jardín y que puedes cultivar fácilmente en tu casa. No hay nada más reconfortante y saludable para nosotras, que poder cultivar nuestras propias plantas. Anímate y sigue leyendo para que conozcas acerca de sus cuidados.

La belleza de la Margarita del Cabo

Dimorphoteca Ecklonis, como también se conoce, la Margarita del Cabo es una planta decoración por excelencia, que puedes ubicar fácilmente en tu jardín. Se caracteriza por tener varios periodos de floración, dependiendo de cada temporada. Esta es una especie de planta ornamental originaria de África, que se da en un clima similar al de la península ibérica. De hecho, también se conoce como Margarita Africana, debido a su origen, pero también es conocida como estrella polar, matacabras y caléndula del cabo.

Generalmente crece en exteriores, cuando son climas cálidos y su exposición puede ser a pleno sol. Puede soportar temperaturas hasta de 25 grados centígrados, tiene abono únicamente en primavera, es decir una vez al año y su riesgo es moderado. Con sus debidos cuidados, podemos maximizar su tiempo de vida.

Acerca de su cultivo

Esta es una planta muy resistente que puede alcanzar incluso un metro de altura, sus hojas son perennes y similares a las originales margaritas.

Plantación en jardín

Lo primero es adecuar un espacio para la plantación, debemos tener en cuenta que van a ocupar un volumen considerable y que si vas a plantar varias juntas, el espacio entre ellas es necesario. Sigue esta guía practica para su cultivo.

  • El primer paso, es limpiar la yerba mala de la zona verde o espacio donde vas a sembrar. Debes limpiar alrededores para que nada interfiera en el cultivo y las plantas puedan crecer sin problema. Puedes aprovechar para hacer  agujeros, lo necesariamente profundos, en el que las margaritas queden a la misma altura que el césped.
  • Para sembrar las Margaritas de Cabo en el jardín, vamos a recurrir a plantas que ya hayan crecido a través de esqueje o semilla y que estén listas para cultivar. Vas a proceder a ubicarlas en cada agujero. Recién plantes no aprietes las flores o plantas y también debes dejar el cepellón de la maceta suelto y nunca compacto.
  • Ahora lo que debes hacer es aportar sustrato necesario a la tierra, que contenga perlitas verdes que son perfectas bioestimuladoras y van a ayudar al crecimiento del sistema radicular, además agua de riego.
  • Para finalizar vas a regar la plantación de margaritas de cabo. Dentro de un tiempo vas a ver como van creciendo tus lindas flores.

La reproducción se puede dar a través de semillas o esquejes.

Por esquejes

Para multiplicar una Margarita del Cabo por esquejes, vas a retirar hojas de la parte inferior y las plantas sobre la tierra. La mejor época para que puedas multiplicar esta margarita, es a principios de primavera. Ten presente que debes seleccionar una rama que no tenga flores para poder cortarla.

Por semillas

Vas a seleccionar las semillas de las flores cuando éstas ya se estén marchitando, así es que se desprenden de manera fácil. Debes cosecharlas y plantarlas sobre la tierra, riega y ya la naturaleza hará su propia magia. Cuando ya veas que la planta alcanzado 10 cm de altura, puedes trasplantarla a una maceta o a una ubicación que ya sea definitiva.

Cuidados y recomendaciones

  • Si lo que buscas es que la planta crezca al máximo, debes saber que su crecimiento es próspero cuando se hace directamente en el suelo que en maceta y el sustrato perfecto para ellas, es ligero y que permita buen drenaje.
  • Es una planta que puede ubicarse en semisombra, pero es amante de las zonas donde haya sol directo y ojalá durante todo el día. La sombra puede ser un factor para que no crezca mucho y su floración sea poca.
  • Su riego no es tan exigente, con 2 o 4 veces por semana en primavera y verano será suficiente. Respecto a las épocas de otoño e invierno, lo harás durante una o máximo 2 veces.
  • Es una planta muy resistente a enfermedades y plagas. Sin embargo, puedes evitar la presencia de cochinilla y caracoles, aplicando un plaguicida natural.
  • Una vez termine su época de floración, puedes recurrir a la poda, exactamente cuándo comienza el otoño.
Total
21
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Consejos para hacer florecer anturios todo el tiempo

Siguiente artículo

El abecedario de las suculentas más fáciles de cuidar

Related Posts