4 enfermedades comunes del árbol de manzano

Los manzanos son árboles de la familia de las rosáceas y son muy apreciados por sus frutos. Sin embargo, son susceptibles a varias enfermedades, por lo que aprender a identificarlas es clave para evitar que la situación empeore en poco tiempo. En esta ocasión hablaremos sobre 4 de ellas.

Los hongos son causantes de algunas de las enfermedades más comunes y dado que se propagan de las plantas infectadas a las sanas, así como prosperan en condiciones húmedas, la prevención es un paso muy importante. Esto implicaría mejorar el drenaje del suelo, proporcionar suficiente espacio y eliminar las partes enfermas tan pronto como sea posible. También puedes evitar las enfermedades comprando las plantas correctas y retirando las hojas caídas durante el otoño.

Enfermedades del manzano

A continuación, hablaremos sobre algunas de las enfermedades que pueden afectar al manzano; te daremos información general y las recomendaciones para su prevención. Aunque si eres un productor a gran escala, tendrás que recurrir a los fungicidas para obtener una mayor efectividad.

1- Sarna del manzano

Esta es una enfermedad causada por el hongo Venturia inaequalis y se caracteriza por la aparición de manchas en las hojas y los frutos. Se trata de una lesión más oscura que el color original de las hojas. Por ejemplo, en el envés de la hoja que es de color verde claro, será de color oliva, mientras que en la parte superior que tiene un color verde oscuro, serán de color negro.

El tratamiento más común es el uso de fungicidas, pero también puedes combatirlo al retirar las hojas que caen en otoño. El problema inicia cuando las hojas infectadas que caen en el suelo y permanecen allí durante el invierno, pues el hongo Venturia inaequalis pasará la temporada en el follaje caído e infectado, usándolo como plataforma para una invasión en la primavera siguiente.

Podrás notar los primeros signos de sarna del manzano en las hojas nuevas del árbol, esto es a principios o mediados de la primavera. Así que, lo mejor es estar muy atento, pues la falta de observación e higiene son los principales causantes en la propagación de la enfermedad.

2- Oídio

El hongo responsable de esta enfermedad es Podosphaera leucotricha y aunque es poco probable que el árbol muera, si reducirá su fuerza. Incluso, así no cultives manzanas, puede que este hongo ya lo reconozca, se trata de un polvo blanquecino que cubre las hojas de diferentes plantas.

Para prevenirlo no solo debes retirar las hojas que caen en el otoño, también evita regar por encima. De igual manera, es importante que revises las etiquetas al momento de comprar las plantas, para asegurarse de respetar los espacios y así garantizar la buena circulación de aire.

3- Óxido de cedro y membrillo

Gymnosporangium clavipes es el hongo que necesita de una planta huésped para lograr atacar. Si plantas arbustos de membrillo en flor, pueden servir para que se extienda de ellos a los manzanos.

La señal de la roya del cedro-membrillo es la aparición de manchas oxidadas en las hojas del árbol. Además, las manzanas pueden estar deformadas y moteadas. Para evitarlo, lo mejor es deshacerte de las plantas hospedantes, así como cultivar tipos de manzanos resistentes a la roya.

4- Podredumbre por phytophthora

Phytophthora es un género de Pseudofungi, descrito por primera vez en 1875 por Heinrich Anton de Bary. Esta es una enfermedad que puede atacar a diferentes partes del árbol, entre ellas el tronco y las raíces. La causa tiende a ser la contaminación, que puede provenir de la tierra que se llevó, del agua de riego o de la planta, en especial si no se adquirió en un buen vivero.

Para prevenirla, no solo debes tener cuidado con evitar la contaminación, sino que es necesario tomar precauciones con la humedad, pues phytophthora también prospera en estas condiciones. Como ya lo hemos mencionado, la recomendación es elegir variedades resistentes.

Si tienes sospechas sobre la enfermedad, puedes intentar retirar una parte de la corteza del tronco con el cuchillo para revisar el color que está debajo. La madera sana es verde, mientras que la que se encuentra enferma en naranja o marrón.

Total
1
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Articulo anterior

Aprende a cultivar arándanos en casa: Después de esto no volverás a comprarlos

Siguiente artículo

Cómo deshacerse de las moscas blancas en tus plantas de interior

Related Posts