5 plantas que ahuyentan arañas, hormigas y alacranes

¿Plantas que funcionan como pesticidas? ¡Así es! Estas plantas van a repeler a los insectos de tu hogar y jardín.

Independiente de los tipos de planta que tengamos o de las condiciones climáticas en que nos encontremos, nuestras plantas pueden recibir la visita indeseada de pestes. El ataque de las plagas es una realidad de la cual debemos ser conscientes. Tendremos que actuar tanto de manera preventiva como resolutiva para acabar con este problema en el jardín.

Insectos como los mosquitos, hormigas, cucarachas, arañas y hasta roedores pueden hacer de las suyas con las plantas que tanto nos ha costado cuidar y mantener. Hoy te traemos una solución sencilla y efectiva para que pongas punto final a la amenaza de los insectos.

El método que te proponemos hoy es uno que te permitirá encargarte de las plagas sin monitorear de manera constante a los insectos. Es una estrategia natural, que además de ser fácil en su aplicación, es benevolente con el medio ambiente. Te hablamos de las plantas repelentes de insectos.

Existen plantas que si son ubicadas de manera estratégica en nuestro cultivo, se encargarán de ahuyentar a los insectos por si solas. Son plantas cuyo aroma mantiene a raya a estas criaturas. De manera que son sólo ubicarlas cerca del resto de tus plantas solucionarás este problema.

Plantas repelentes de insectos

A continuación encontrarás una lista de las mejores plantas para acabar con las plagas.

1. Lavanda

Esta planta es, sin error a la equivocación, uno de los mejores pesticidas naturales para eliminar las plagas. El aroma delicioso de estas plantas resulta molesto para los insectos, olor ante el cual huyen despavoridos.

Te aconsejamos colocar la lavanda en una ubicación en la que reciba luz indirecta. Debes regarla cuando el sustrato esté seco. Se recomienda 1 riego por semana y 2 en veranos muy intensos. Esta planta se adapta muy bien a zonas costeras. La lavanda prefiere los suelos arenosos y secos.

2. Menta y albahaca

Este par de plantas aromáticas son un repelente altamente efectivo contra los insectos. Son un enemigo contundente frente a plaga como los mosquitos, moscas, hormigas y polillas, entre otros.

Debes ubicar a la menta en una maceta con suficiente profundidad y con muy buen drenaje. Debes regarla de manera abundante, mínimo una vez cada dos días, para mantener humedad en el sustrato. Se desarrolla perfectamente en terrenos ricos en humus, húmedos y con sombra.

La albahaca por su parte crece bien a pleno sol o bajo semi sombra. Es una planta muy sensible a las bajas temperaturas, puede morir en esas condiciones. Es una planta muy fácil de cultivar, inclusive en suelos pobres. Se desarrolla bien sobre tierra fresca, ligera y con buen drenaje.

3. Romero

Esta es una planta que expide un olor que se percibe desde lejos. El romero ejerce una función repelente de manera natural, así que con sólo poseerla estarás más cerca de alejar a las plagas.

Una forma práctica de usar el romero es prender fuego a varias de sus hojas y permitir que expidan su aroma durante varios minutos. De esta manera el olor se propagará por el lugar, haciendo que a los insectos les sea imposible acercarse

El romero requiere un mínimo de 6 horas diarias bajo la luz solar. La mejor tierra para su desarrollo es la arenosa. Basta con regarla de manera moderada y con baja frecuencia.

4. Caléndula

La caléndula es una planta utilizada para tratar las picaduras de los insectos en la piel. Por lo cual tiene lógica que también sea de beneficio para alejarlos de las plantas. Gusanos, moscas, mosquitos, chinches y polillas se mantendrán a raya de tus plantas.

Debes ubicar esta planta bajo sol abundante, ya que la semi sombra la perjudica. Tolera temperaturas de hasta -3 grados centígrados. Su riego debe ser regular durante el verano hasta que deje de florecer. Y durante la floración no debe descuidarse el riego. Evita dejarla en sitios húmedos.

5. Citronela

El efecto repelente de esta planta se ha popularizado por todo el mundo. Se considera efectiva para atacar a hormigas, arañas y hasta alacranes, lo cual habla muy bien de su efecto.

La citronela necesita agua en abundancia. Sin embargo antes de regar debes verificar el estado del sustrato. La tierra debe drenar bien y estar seca para el nuevo riego. Debes evitar el encharcamiento a toda costa.

Si cuidas de estas plantas aromáticas, no tendrás que preocuparte por el asedio de las plagas en tu jardín. Encárgate de mantenerlas en las mejores condiciones para que te sean de gran utilidad.

Total
703
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

6 Ideas para decorar tu jardín con macetas elaboradas con llantas

Siguiente artículo

Árbol de canela en casa: cómo sembrarlo, y cuidarlo para que nunca falte en tus postres

Related Posts