7 cosas que desearía haber sabido sobre Crassula Capitella cuando empecé con mi jardín de suculentas

Ideal para jardines con riego y también como planta de interior en un alféizar soleado o bien iluminado. 

La Crassula de fuego o Crassula Capitella es una suculenta que puede llegar a variar mucho entre ejemplares. Al ser una suculenta hace que sea una planta muy popular por ser de fácil mantenimiento. Se puede cultivar como planta de interior o plantas de exterior.

Al adquirir una Crasusla Capitella, vas a quedar enamorada de ella, pues es una planta muy singular y única. La forma de su roseta, sus colores llaman mucho la atención. Sus hojas crecen apiladas y en la base tienden a ser más grandes. Tiene un color verde intenso y con la luz del sol se tornan rojizas en las puntas. 

Por eso, si piensas adquirir está suculenta, te diré 7 cosas que desearía haber sabido de esta planta, para que cuando la tengas, puedas darle el mantenimiento adecuado.

1- Cuidado:

Como las demás suculentas, tiene un cuidado sencillo. Necesita un sustrato con un buen drenaje y si está acompañado de gravilla, será mucho mejor, pues este ayuda a que la tierra no se humedezca demasiado.

2- Riego

Como todas las suculentas, la Crassula Capitella acumula agua en sus hojas, por esto se recomienda que el sustrato siempre debe estar seco antes de volver a regar. También es preferible que la temperatura del ambiente sea superior a 15 °C y este se haga sin que el agua toque las hojas.

Regar con agua de lluvia puede ayudar a que no haya cambio de pH del sustrato y dañe el desarrollo de la planta.

3- Sustrato

El sustrato debe ser 50 % mineral y 50 % orgánico. Además de tener buena aireación. El suelo de esta planta necesita cierto cuidado para evitar que las raíces se pudran.

La parte superior del sustrato puede tener gramilla, la cual permite que se tenga una mejor absorción del agua y se evite la humedad excesiva. En la parte media del suelo en donde está la planta se pueden almacenar aquellos nutrientes necesarios.

La capa inferior del suelo en donde se siembre la Crassula Capitella, puede hacerse de ceramista, piedra volcánica, etc. Esto con el fin de que tenga una mejor evacuación de excesos de agua y así evitar que las raíces se pudran. 

4- Plantado o trasplante

Después de tener en cuenta como debe ser el sistema del sustrato para que tenga un buen drenaje, podemos proceder a plantarla.

En el fondo de la maceta ponemos la cerámica o piedra volcánica y seguido agregamos un poco de tierra. Para que la planta quede bien ubicada, debemos extender las raíces e ir cubriendo con sustrato.

Por último ponga la capa de gramilla y riegue con un poco de agua. En caso de que el sembrado sea en un jardín, puede hacer un hoyo en donde dese poner la planta, y repetir los pasos anteriores. 

5- Fertilizantes

No necesita fertilizantes para su crecimiento. Como con la mayoría de las suculentas, esto no es necesario, ya que están acostumbradas a crecer en ambientes pobres de nutrientes.

Si deseas, puedes agregar un poco de fertilizante, pero de liberación lenta y en el verano. No se debe hacer este proceso durante los periodos de latencia, porque al haber muchos nutrientes se puede correr el riesgo de dañar la planta. 

4-Temperatura

La Crassula Capitella prefiere desarrollarse estando en temperaturas frescas o un poco cálidas. Durante la temporada de verano se recomienda ventilar el sustrato para que la planta no se dañe. Además de disminuir el suministro de agua durante altas temperaturas, ya que en sus hojas, al ser gruesas, almacenan el líquido suficiente para hidratarse.

5-Luz

Esta planta requiere de luz durante un tiempo prolongado, puesto que si no lo recibe corre el riesgo de que su tejido se vuelva quebradizo y su color se pierda.

Hay que tener en cuenta que la luz del sol de verano puede quemar sus hojas y tallos. La exposición al sol directo produce un crecimiento lento o incluso nulo. Asimismo sus hojas se encogen y parten, por eso se pide que se ubique en la sombra durante altas horas de sol.

Total
12
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Articulo anterior

¡No tires las tijeras viejas!: Aprende 7 trucos para afilar las tijeras

Siguiente artículo

Aprende a cuidar la planta alegría del hogar en solo 5 minutos

Related Posts