¿Cómo sembrar una rosa a partir de un tallo?

Reproduce esta bella planta mediante esquejes.

Las rosas pertenecen al género Rosa, que engloba aproximadamente a 350 especies registradas actualmente. Un sinnúmero de variedades y más de treinta mil cultivares. Las especies del género Rosa son popularmente conocidas como rosal, rosa (por la flor), escaramujo o tapaculo (por su fruto). Las rosas son elegidas para la decoración, sobre todo por las belleza de sus flores. Esta planta ha adquirido gran valor ornamental en la jardinería y es considerada como una de las flores más bellas del mundo.

Las rosas tienen una reputación de ser plantas difíciles de cuidar así como de propagar. Hoy te mostraremos una alternativa de reproducción sencilla: cultivar rosas con un simple tallo.

Tipos de esqueje de la rosa

Los esquejes son simplemente pedazos de los tallos de los rosales. Los esquejes de rosas se pueden obtener a partir de los tallos nuevos del año en curso. Usualmente se clasifican en 3 tipos, que son:

Los esquejes de tallos suaves: son los que echan raíces más rápidamente y de manera más fácil. Se obtienen a fines de primavera y principios de verano, que es cuando los tallos nuevos comienzan a madurar. Los esquejes de tallos suaves se obtienen de una mejor calidad a partir de tallos de 15 centímetros. Estos son obtenidos de la parte inferior de las flores que hayan perdido sus pétalos.

Los esquejes de tallos semiduros: estos se obtienen a fines de verano y principios del otoño, cuando los tallos nuevos han madurado parcialmente.

Los esquejes de tallos duros: son los que echan raíces más lentamente y con mayor dificultad, y se obtienen a fines de otoño o principios de invierno cuando los tallos nuevos han madurado, se han endurecido y han entrado en hibernación.

El sitio de la siembra

Los esquejes se deben sembrar inmediatamente después de haber sido cortados, así que el lugar donde vayan a sembrarse debe estar preparado con anterioridad. Introduce los esquejes directamente en una zona del jardín que esté preparada previamente, o en materas que sean profundas.

Para sembrar en un jardín, el lugar escogido debe recibir luz solar abundante, pero de manera indirecta para evitar que se quemen los esquejes. Los lugares ubicados al norte y al este son perfectos para facilitar el crecimiento de raíces. Si el suelo donde se van a plantar es demasiado denso, puedes agregar una pequeña cantidad de arena para que las raíces nuevas puedan crecer sin demasiado esfuerzo. Los orificios para sembrar deben tener alrededor de 15 centímetros.

Si decides sembrar tus esquejes en macetas, siémbralos a una profundidad de 15 centímetros.. Esto se hace con el fin de que las raíces tengan espacio suficiente para crecer. Se recomienda que el sustrato esté compuesto por partes iguales de arena gruesa y perlita o vermiculita. Riega la mezcla una vez termines el proceso.

¿Cómo reproducir rosas por esquejes?

  • Toma los esquejes de las plantas que estén saludables, durante las horas de la mañana. Toma los tallos que se encuentren entre una flor marchita y la base del rosal.
  • Remueve la flor marchita y la punta del tallo.
  • Haz un corte justo por encima del primer grupo de hojas en la parte superior y luego por encima del último grupo de hojas en la parte inferior del tallo.
  • Toma los esquejes e introdúcelos en agua.
  • Corta cada tallo en partes de 15 centímetros de longitud. Debes procurar que cada corte tenga 4 nudos (son los puntos desde donde crecen las hojas).
  • Quita todas las hojas excepto las de la parte superior de cada esqueje.
  • Humedece e inserta la parte inferior de cada esqueje en su propio agujero. Cada agujero debe tener abono y hormonas de enraizamiento, puedes conseguirlo en un vivero.
  • Antes de meter el esqueje. Inserta el esqueje en el hoyo solo hasta cubrir la mitad inferior y al menos dos de los nudo. Luego agrega tierra alrededor.

Cuidados de la rosa

  • Mantén la humedad y evita el sol directo. La temperatura ideal debe ser entre 18 y 21 grados centígrados. Si es necesario, cubre los esquejes con un plástico o construye un pequeño invernadero. También puedes utilizar un frasco de vidrio grande, invertido sobre el esqueje, o puedes usar una botella plástica sin tapa y con el fondo recortado.
  • Riega la tierra regularmente para mantenerla húmeda, pero sin encharcarla.
  • Si los esquejes están en materas, coloca una bolsa plástica por encima. Riega según sea necesario para mantener la humedad de la tierra. Asegúrate que la bolsa plástica no descanse sobre los esquejes. Para garantizar esto, puedes ubicar palitos de madera para armar una tienda que los cubra, sin que el plástico los toque.
  • La mayoría de los esquejes tardan de 10 a 14 días en echar raíces. Para darte cuenta, solo debes halar muy suavemente los esquejes para ver si ya hay resistencia, lo que sucederá si las raíces ya han crecido y se han introducido en la tierra .
  • Cuando ya haya raíces fuertes, puedes aplicar fertilizante a base de algas. Si es necesario, cuando las raíces se hayan asentado y las plantas hayan crecido, puedes trasplantar tus rosales nuevos a una matera más grande.

Para tener en cuenta

Algunos rosales echan raíces más rápidamente que otros. Esto está directamente relacionado con la variedad del rosal. No obstante, si sigues las indicaciones. Puedes propagar tus plantas sin problema. ¡Anímate!

Total
10K
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Tradescantia zebrina: cuidados y propagación

Siguiente artículo

Cómo preparar la tierra para sembrar: Guía para sembrar plantas prosperas

Related Posts