Aprende a cultivar papaya en macetas

Sigue estos consejos para obtener el mejor fruto desde casa.

Tener tus propias papayas en casa es posible, de hecho no necesitas un terreno de gran tamaño para realizarlo. Puedes cultivar este delicioso fruto en una maceta, ya que es un árbol pequeño. Puedes elegir básicamente cualquier variedad de esta fruta en maceta. A continuación te contaremos todo lo que debes saber para sembrar tus propias papayas.

¿Cómo es la planta de papaya?

La papaya es un árbol pequeño, con poca ramificación, cuenta con un solo tronco que alcanza una altura entre los 5 y 10 metros. Sus hojas son grandes y poseen un diámetro de entre 20 y 40 centímetros, con 7 lóbulos que asemejan la forma de una mano.

Por otra parte sus flores masculinas cuentan son estambres cubiertos de pétalos. Mientras que las femeninas poseen un nodo frutal superior, con 5 pétalos conectados en la base. Las flores de papaya se destacan por tener un aroma delicioso.

Los frutos de las papayas tienen una longitud de 20 a 35 centímetros. La papaya es una fruta tropical atractiva por su pulpa, esta es de color naranja, dulce y jugosa al gusto. Posee un muy buen sabor, y puede comerse como fruta fresca, como jugo, helado y jalea. Es un alimento bastante atractivo para quienes buscan bajar de peso, pues es bajo en calorías y promueve una buena digestión.

¿Cómo sembrar papaya con semillas en una maceta?

Ten en cuenta que para plantar la papaya enana debemos buscar las semillas de la fruta madura. Ahora te contaremos el paso a paso para cultivar papayas en casa.

Materiales

  • Tierra
  • Sustrato
  • Semillas de papaya enana
  • piedra y arena para el drenaje
  • Maceta de 60 litros y 50 centímetros de diámetro.
  • Pala para mezclar

Paso a paso

1.Preparación de la maceta

Lava la maceta con agua y jabón suave y deja al aire libre. Pon la maceta en su ubicación definitiva, pues el peso dificultará su traslado. La planta deberá mantenerse en la sombra recibiendo luz indirecta, hasta que alcance una altura de unos 50 centímetros.

2.Preparación del sustrato

Alista la maceta para el drenaje agregando una capa de grava o guijarros y una capa de arena en la base. Recuerda que la papaya requiere abundante agua, pero debes evitar el ahogamiento.

Ahora llena la maceta con una mezcla muy ligera de tierra y sustrato. Puedes aplicar ceniza de madera, cáscaras de huevo trituradas y excrementos de gusano. La tierra para esta planta debe contener una gran cantidad de nutrientes. El pH idóneo en este caso debe estar entre 4.5 y 8.0.

3.Siembra de las semillas

Haz el primer riego del suelo para iniciar la siembra. Coloca varias semillas en la maceta, tápalas con tierra más suelta y mantén el suelo húmedo por 2 a 3 semanas, mientras los brotes empiecen a crecer.

4.Selecciona los mejores brotes

Revisa los brotes, en busca de los más fuertes y elimina el resto, sólo dejarás uno. Si varios de los brotes están en excelentes condiciones, puedes trasplantarlos a otras macetas y así cultivar un grupo de papayas. Así aumentarás las probabilidades de conseguir excelentes frutos.

Cuidados de la planta de papaya

Agua y luz solar

El riego debe ser controlado, pues la planta debe permanecer húmeda pero no encharcada. Es mejor si la dejas bajo luz solar directa. Si siembras tu papaya enana en maceta bajo techo, garantiza que reciba mínimo 6 a 8 horas de luz solar diaria.

Mantén la temperatura entre los 21 y los 32 grados centígrados. Pues en temperaturas inferiores a los 0 grados, la planta no se desarrollará.

Siembra

Planta las semillas en macetas grandes, con una distancia de 5 centímetros entre sí. Usa tierra estéril para macetas como la vermiculita. Las primeras plántulas surgirán luego de 2 semanas.

Abono

Usa fertilizantes con nitrógeno, fósforo y potasio en una proporción como la siguiente: 10-10-10 o 14-14-14. A las plantas para el desarrollo de raíces. También te aconsejamos usar abono orgánico para evitar las plagas y enfermedades.

Pestes y enfermedades

Plagas: araña roja, mosca de la fruta, escamas, mosca blanca, polilla amarilla,

Para mantener a raya toda plaga o enfermedad debes rociar una mezcla de sulfato de amonio sobre la planta.

Madurez

Se reconoce la madurez cuando los frutos comienzan a ablandarse y a dejar el color verde. Esto pasará a los 4 o 5 días de la recolección, tras esto los frutos adquieren un color amarillo. Ciertas variedades como Betty no cambian de color.

Recolección y selección del fruto

Usualmente la recolección de la papaya, se realiza a los 7 u 8 meses luego de su siembra, debes realizar vigilancia del fruto eliminando, a los frutos dañados, separándolos del resto para que no afecten toda la siembra.

Total
256
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Cómo cambiar de color tus suculentas sin dañarlas

Siguiente artículo

Acaba con las moscas en temporada de calor con este spray casero

Related Posts