Ideas para decorar la habitación de los niños: 5 claves para un diseño perfecto

Consejos que no sólo embellecerá la decoración, también mejorarán la calidad de vida de tu hijo.

El cuarto de un niño debe adaptarse a las múltiples necesidades por las que pasa en este momento de su vida. La habitación ideal para un pequeño debe contar con condiciones ideales para un descanso óptimo y la disposición del espacio para estudiar así como para entretenerse.

Además este espacio debe reflejar su personalidad y gustos, de esta manera el niño se sentirá cómodo y lo identificará como su lugar seguro, donde puede tener intimidad, paz y relajación. Debe saber que esta área le pertenece, lo cual le dará seguridad. También es importante que sepa que su habitación le corresponde, es su cuarto propio, esto significa que debe conseguir que todo allí esté en orden. Aquí él está a cargo. Así podrá desarrollar responsabilidad sobre la organización y administración de un lugar.

Hoy te mostraremos 5 claves de diseño para crear la habitación ideal para tu hijo, sobrino o nieto.

1. Cama con depósito

Una cama con espacio para almacenamiento es ideal para el cuarto de un pequeño, pues a medida que este va creciendo irá llenando su espacio con diversos elementos de estudio, juegos, aficiones, ropa y regalos, entre otros ítems. El espacio se irá haciendo pequeño a medida que crezca, por ello esta es una manera inteligente de administrar el espacio pensando en el futuro.

Quizá al crecer, el niño, pida un cuarto más grande, lo que podría no estar dentro de las posibilidades, pero de esta manera se le estaría otorgando más espacio sin que el lugar se expanda físicamente, sólo es una cuestión de saber aprovechar el área en todas sus dimensiones.

2. Zona de aprendizaje

Es importante integrar en la cotidianidad del pequeño hábitos como la lectura, el estudio y la disciplina en general. Si adecúas una zona de educación en su cuarto comprenderá que el aprendizaje constante hace parte de la vida.

Haz de esta área un espacio divertido, integrado con el resto de la habitación. Genera interacción de su parte con el lugar, libros con espacio para colorear, materiales para hacer manualidades, textos llamativos sobre ciencias e historia.

No debe lucir caótico, queremos que el espacio de estudios sea un santuario, un lugar que se respeta, porque es el rincón del aprendizaje, donde adquiere conocimientos y se prepara para su futuro laboral.

3. Afuera el minimalismo

Que no quede un rincón sin arte, sin inspiración o motivación. El niño necesita habitar lugares refrescantes, que inviten al juego, a la diversión, al desarrollo de su creatividad. Que cuando crezca y mire hacia atrás en el tiempo recuerde a su cuarto como ese espacio de ensueño donde todo era posible.

Esta explosión de vida debe verse reflejada en cada detalle, en la pintura de las paredes, en el diseño de sus muebles, en la lampara, el reloj. Que cuente con objetos útiles pero divertidos, que le atraigan y animen cada día. Puedes incluir en la decoración la imagen de sus personajes favoritos o de aquello que quiera ser en el futuro y exponer sus obras de arte. Este lugar debe ser diversión pura. Debe gritar su nombre con letras mayúsculas.

4. Pared pizarra

Si tu pequeño ha vivido momentos de rebeldía y locura donde ha grafiteado la pared de tu sala o la superficie de tu escritorio de diseño, esta es la solución perfecta para que deje salir al artista que lleva dentro, pero sin dañar los espacios de la casa que no corresponden con este fin.

Es una buena táctica para delimitar espacios en el hogar, adecuada para marcarle límites desde pequeño. Así comprenderá la premisa de “Mi libertad termina donde empieza la del otro”.

Por supuesto que puede ser artista, expresarse, pero debe comprender que esto tiene un límite, como todo, un momento, un lugar y un horario. Es una sola técnica, pero los aprendizajes con muchos.

5. Dos niveles

Si el espacio de la habitación del niño es reducido pero cuenta con un techo alto, ahí está la solución. Puedes poner organizadores de gran altura para almacenar sus pertenencias, repisas para sus juguetes, muebles angostos pero altos.

Si el cuarto es para dos niños entonces puedes hacer uso de un camarote. La idea que se te ocurra puede ser ejecutable en una carpintería. Piensa en la tridimensionalidad del espacio, no te quedes mirando al suelo, las posibilidades son muchas.

Total
16
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Articulo anterior

Pintura chalk: dale un toque rústico y vintage a tus muebles

Siguiente artículo

Las mejores plantas antimosquitos: úsalas y evita la presencia de insectos

Related Posts