Consejos para ahorrar gas natural en casa

Te contamos cómo hacer una mejor administración de este servicio.

¿La factura del gas te está llegando muy alta y no sabes por qué? en primera instancia debes comunicarte con tu proveedor del servicio y resolver esta inquietud, pues existe la posibilidad de que sea una falla en el sistema o una modificación por parte del servidor. Si este no es el caso entonces deberás empezar a considerar que probablemente estés desaprovechando o despilfarrando este servicio. A continuación te hablaremos de las claves para hacer una mejor administración del gas domiciliario.

Haz la limpieza de los fogones

Unos fogones sucios, obstruidos con restos de comida, disminuyen de manera considerable el funcionamiento de la estufa, ya que el fuego no puede salir a través de los orificios con toda la potencia que posee, esto no sólo es negativo para tu bolsillo, pues hace que pongas los fogones a tope todo el tiempo, afectando el monto a pagar en la factura, sino que además aumenta el tiempo que pasas cocinando y eleva el riesgo de accidentes domésticos por una fuga de gas.

Cambia las pilas del calentador a gas

¿Te ha pasado que vas a bañarte y tu calentador a gas no enciende? entonces abres y cierras la llave de la ducha varias veces de manera consecutiva hasta que funciona, esta acción genera un gran gasto de agua y el sobreuso del calentador a gas que puede dañarlo y requerir de un cambio de repuestos, por lo cual tendrías que pagar un servicio de mantenimiento. La causa de la molestia en el calentador podría ser el desgaste de las pilas, en este caso la forma fácil de solucionarlo es cambiar las pilas cuando empiezan a presentar fallas.

Usa ollas a presión

Las ollas a presión son excelentes para concentrar el calor y hacer que los alimentos que están dentro se cocinen a una velocidad mayor de lo normal, usando fuego bajo o medio, dependiendo del tipo de alimento que cocines y la cantidad de este. Usando la olla exprés no tendrás que usar los fogones por lapsos prolongados de tiempo ni con la llama al 100%, lo cual repercutirá en un gasto menor del servicio del gas.

No pongas el fuego al máximo

Algunos platos requieren de fuego medio o bajo para cocinarse, no es necesario que abras el fogón hasta el punto máximo para cocinar, cocinar a fuego medio no sólo es bueno para tu ahorro en gas sino también es positivo para tu salud, pues no debemos consumir alimentos que tengan partes quemadas, sobre rostizadas o pasadas de cocción, se dice que muchos de los alimentos que han sido expuestos de manera exagerada al fuego pierden sus propiedades nutritivas, además consumir un alimento quemado es totalmente perjudicial para tu salud.

Usa ollas de acero inoxidable

Existe una gran variedad de ollas en el mercado, pero las mejores para mantener el calor dentro son las que están hechas de acero inoxidable, ya que este material es un excelente conductor del calor. Debes tener cuidado al tocarlas, hazlo sólo por el mango o las asas y usa guantes, pues podrías quemarte. Cocinar en este tipo de olla preparará tus alimentos en un menor tiempo y ahorrarás en el servicio del gas.

lasillarotarm.

Ubica cada olla en el fogón correcto

En la cocina como en la vida es esencial actuar haciendo uso de la lógica, si necesitas cocinar una cantidad reducida de alimentos debes usar una olla pequeña y el fogón que utilices para este propósito deberá ser pequeño también. Recuerda que el fuego jamás debe rodear la olla superando su contorno, ya que de esta manera se pueden ocasionar incendios. Haz un consumo consciente de este servicio.

Tapa las ollas mientras cocinas

Algo que agiliza la cocción de los alimentos es tapar las ollas, pues el calor queda retenido al interior de esta haciendo que los alimentos se cocinen más rápidamente sin necesidad de encender los fogones por más tiempo o al máximo de su potencia.

No dejes la llave abierta

Cuando estás lavando la loza o bañándote debes cerrar la llave mientras pausas para enjabonar o hacer otras cosas pues es innecesario y haces un consumo irracional tanto del gas como del agua.

No abras el horno

Cuando estás haciendo una preparación especial en el horno es importante que no abras constantemente la puerta del mismo para verificar el avance de tu receta, pues ralentizará el proceso ya que el calor se escapa y se requerirá dejar por más tiempo la comida en el horno, alargando el tiempo de uso del gas.

Total
11
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Articulo anterior

Consejos para fabricar una huerta casera

Siguiente artículo

Tips para crear el moodboard perfecto para tu hogar

Related Posts