Truco casero con bicarbonato para dejar brillantes las ollas

El bicarbonato de sodio es un producto que tiene muchas propiedades que debes aprovechar, incluso existen recetas en las que se considera un ingrediente importante. Pero, ¿conoces sus aplicaciones para la limpieza?

Lo más probable es que hayas escuchado o visto cómo el bicarbonato ayuda en el aseo. Esto porque diferentes productos comerciales lo contienen, aunque desde casa también es posible usarlo, en su estado más puro. Por eso te presentamos este truco casero con bicarbonato para limpiar tus ollas, ¡te quedarán como nuevas!

¿Qué es el bicarbonato de sodio?

Para que podamos utilizar este fantástico compuesto con mayor efectividad, es necesario que conozcamos de qué se trata. El bicarbonato de sodio, cuya composición química es NaHCO3, es un compuesto sólido cristalino. En algunas partes se le conoce como ácido de sodio, hidrógeno carbonato de sodio o sal de Vichy.

Este compuesto se extrae de la naturaleza, a partir de un mineral llamado natrón, el cual contiene gran cantidad de bicarbonato de sodio. El bicarbonato es soluble en el agua, además de que cuanto se junta con un ácido se descompone generando dióxido de carbono (CO2) y agua. Esta reacción puedes verla cuando mezclas un poco de bicarbonato y limón.

Pasos para usar el bicarbonato en tus ollas

Ahora sí, vamos a centrarnos en el objetivo de este artículo. Más adelante repasáremos los diferentes usos que el bicarbonato tiene en la limpieza. Te invitamos a realizar este truco para dejar tus ollas como nuevas:

  • Lo primero que debes hacer es disolver 3/4 taza de bicarbonato de sodio en un recipiente junto con 1/4 taza de vinagre y 1/4 taza de jabón para platos. Aunque las medidas dependerán de cada olla que vayas a limpiar, la idea es generar con estos ingredientes una espuma. Revuelve todo muy bien hasta obtenerla.
  • Esparce por todos lados de la olla esta espuma que acabas de realizar. Deja que repose durante 10 a 20 minutos, todo depende de cuán grandes sean las manchas a desprender.
  • Moja muy bien la esponja con vinagre y frota por todas las paredes de la olla. Puedes valerte de una esponja metálica o una bola de papel aluminio, en caso de que las manchas sean difíciles de remover.
  • Después termina de limpiar la olla con una esponja tradicional, de las que son más suaves.
  • En caso de que siga con manchas, repite el procedimiento, verás que podrás tener tus ollas más limpias.

Bicarbonato de sodio en la limpieza

En cuanto a la limpieza, el bicarbonato de sodio tiene muchas propiedades que lo hacen ideal. Por este motivo, te compartimos una lista de aquellos usos que deberías tener en cuenta:

1- Limpieza de tejidos

  • Cuando tenemos una mancha difícil de sacar en la ropa, podemos valernos del bicarbonato para atacarla.
  • Su reacción con el vinagre y el limón tiene un muy buen efecto de limpieza.

2- Eliminar el mal olor de la ropa

  • Son diversas las circunstancias que llevan al mal olor en la ropa. Esto es por completo indeseable, porque si tus prendas huelen mal, tú hueles mal. Por ende, utilizar este compuesto para ciertas lavadas puede ser de gran ayuda a la hora de eliminar olores como el de la humedad, el tabaco, sudor, entre otros.

3- Remover manchas amarillas de la ropa

  • Cuando utilizamos desodorante, perfume y otros elementos de aseo personal; es posible que aparezcan manchas amarillas. No hay nada más desagradable que tenerlas en tus prendas, por lo que el bicarbonato de sodio puede ser tu salvación.

4- Limpiar electrodomésticos

  • Gracias a su poder desinfectante y para contrarrestar olores, es una buena idea utilizarlos para diferentes elementos de la cocina. De hecho, un buen truco para neutralizar todos los malos olores en el refrigerador, es dejar una bolsa de bicarbonato abierta en una esquina.

5- Higienizar superficies

  • Continuando con su poder para atacar bacterias, puedes usar el bicarbonato a la hora de limpiar ciertas superficies. El baño y la cocina, por ejemplo, son buenos sitios para higienizar utilizando este compuesto.
  • También sirve para limpiar juntas. Con el paso de los días, estas se manchan, lo que es normal, aunque una buena higiene por supuesto puede prevenirlas. Limpiarlas con bicarbonato ayudará a desmanchar y, de paso, a eliminar bacterias.

6- Eliminar cal de duchas y mamparas

  • Muchos de los productos que utilizamos en nuestra higiene personal, pueden llegar a generar manchas en las duchas y mamparas. Estas son causadas por la cal, debido al uso de jabones y demás productos, por lo que no se pueden evitar, pero sí limpiar. El bicarbonato es una muy buena opción para esto.
Total
166
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Perfuma tus sábanas en 2 minutos con este truco casero

Siguiente artículo

Suavizante de ropa con vinagre y acondicionador

Related Posts