Acaba con el olor a humedad de tu clóset y haz que tu ropa huela bien con este truco

La concentración de los malos olores en lugares cerrados es un problema muy común en los hogares, y normalmente la causa de este problema es la humedad que por más que se limpie o se desinfecte es posible que sea necesario utilizar otros medios tanto para hacerle frente a estos malos olores como para evitarlos. Si hay algo que molesta, es abrir el armario, tomar una prenda y notar que tiene un hedor rancio por más que la ropa sea nueva, esto suele deberse principalmente por dos cuestiones, la falta de ventilación a diario o las filtraciones, sin embargo, hay que tener en cuenta que existen maderas o conglomerados que tienden a deteriorarse fácilmente y alojar hongos o moho.

Para que no pase esto, lo ideal es abrir las ventanas y las puertas de los armarios de 15 a 20 minutos para que el aire circule, se recomienda hacerlo por lo menos 2 o 3 veces al mes. Por otro lado es importante limpiar a profundidad el closet y los cajones cada 6 meses, de esta manera ayudarás a prevenir la humedad y el moho, así mismo nunca guardes ropa húmeda y tampoco amontones las prendas. Estos son algunos trucos que te ayudarán a eliminar los malos olores:

1- Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es uno de los productos más utilizados en el hogar por su versatilidad, ya que se puede emplear para limpiar electrodomésticos de la cocina, eliminar manchas, grasa o neutralizar los malos olores especialmente ácidos fuertes que puedan surgir en el interior de algunos espacios.

Es por eso que si comienzas a detectar algún hedor desagradable, acude al bicarbonato, para ello existen dos formas de usarlo: la primera es poner en un recipiente pequeño bicarbonato dentro de tu armario y dejar absorber la humedad con las puertas cerradas o incluso poner un envase con tapa perforada de forma permanente; y la segunda opción es preparar una mezcla de 15 ml de bicarbonato de sodio y agua, con esta pasta limpia paredes y puertas, deja unos minutos actuar y limpia con un trapo.

2- Arroz

El arroz es un elemento muy común y sencillo que puede ser de utilidad para eliminar la humedad y el mal olor en los armarios, la clave es que, este alimento debe estar crudo y seco para así absorber la humedad de los alrededores. Para hacerlo deberás llenar sacos de tela no muy gruesas en una percha o colocar un recipiente en las esquinas, después de 15 días cambia el arroz y listo verás cómo se ha quitado por completo el hedor desagradable. Puedes complementarlos con flores secas de lavanda colgadas para que expandan un rico olor.

3- Café

El café se considera uno de los alimentos más aromáticos del mundo cuando estos se tuestan por los compuestos presentes en la semilla que se liberan ya que los carbohidratos, proteínas y ácidos de los granos verdes se transforman en volátiles gracias al calo; el oxazol y la pirazina son los dos principales del característico aroma de café. Su olor es inconfundible, sin embargo existen cientos de matices que permiten diferenciar los distintos granos según se originen, aportándole notas florales, cítricas, frutales, achocolatadas, avellanadas, acarameladas, azucaradas y especiadas.

Utiliza café molido, bolsitas de tela no muy gruesa o residuos de café secados con anterioridad y ponlos en dos recipientes abiertos, luego llévalos al armario o a los cajones dejándolos allí al menos por un día con las puertas totalmente cerradas para que este absorba los malos olores y así no sufrir por el olor.

4- Carbón

El carbón no solo se usa para encender fuego, hacer parrillada o calentar nuestra casa, ya que tiene muchas más utilidades de las que te puedes imaginar, como por ejemplo, puede ser un gran aliado para eliminar el olor y quitar el exceso de humedad al igual que que absorber cualquier otro fuerte olor de ciertos espacios. Para esto debes poner 2 trozos de carbón en un recipiente o en una bolsa de organza dentro del clóset, ubicarlos en los focos donde se siente el hedor y dejarlo por un día completo manteniendo la puerta cerrada, debes tener cuidado que no se manche tu ropa.

Limpia tu closet sacando toda la ropa y zapatos, aspira el interior para eliminar el polvo acumulado, después pasa un trapo húmedo por todas las superficies, luego pasa otro trapo seco y deja ventilar por 30 minutos.

Total
286
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Ahorra tierra a la hora de llenar macetas grandes con estos consejos

Siguiente artículo

Cómo sembrar papa y tener una cosecha abundante en casa

Related Posts