Hoya Obovata, cuidados y cultivo

La hoya Obovata son plantas de interior extremadamente populares, por una buena razón. Estas atractivas plantas rastreras se caracterizan por tener hojas gruesas, cerosas y zarcillos largos. Son plantas colgantes fantásticas, pero también pueden trepar enrejados y postes de musgo. Las hoyas son plantas epífitas semisuculentas: extraen naturalmente los nutrientes y la humedad del aire, y sus hojas gruesas retienen el agua de forma similar a las suculentas. Esto los hace tolerantes a la sequía y, en general, fáciles de cuidar.

Hoya obovata es una variedad única que se identifica por sus grandes hojas ovaladas de color verde oscuro que a menudo tienen un patrón de “salpicadura” plateada. Por lo general, es más difícil de encontrar que la Hoya carnosa más común, pero es conocida por ser una variedad de crecimiento más rápido. Su apariencia única hace que sea buscado tanto por coleccionistas como por principiantes.

Cuidados

  • Respecto al abono, esta planta se abona cada tres semanas a partir de la época de primavera y todo el verán, en aquel riego, vas a disminuir un poco las dosis, según indicaciones del producto. El abono deberá contener potasio, nitrógeno, fósforo y microelementos que sean importantes para el crecimiento de la hoya, el cobre, zinc, boro y molibdeno serán importantes.
  • Por otro lado, la poda no será necesaria para esta planta, lo único que necesitas es retirar las ramas dañadas o secas que pueden aparecer al inicio de la primavera y así evitar que sean blanco para enfermedades.
  • El riego debe ser abundante en la época de primavera y verano, pero ten cuidado y evita encharcamientos para que la planta no se pudra. En épocas frías, el riego se debe reducir, de manera que el sustrato se mantenga húmedo.
  • El trasplante son los sucede, cuando la planta se haya quedado muy pequeña para la maceta que la contenga, de manera que pueda creciendo saludable, con un buen sustrato que sea fértil, mezclado con arena gruesa para garantizar un buen drenaje. Otra de las razones de trasplante, es cuando se hace cultivo por esquejes.


Propagación

La propagación de esta planta puede ocurrir por esqueje o semillas, te explicaremos la técnica de esqueje.

  • Para empezar, vas a aprovechar la época de verano y retirar esquejes de una planta robusta que sea saludable, el tamaño ideal serán 10 centímetros de largo. El corte del esqueje, es oblicuo bajo un nudo, y elimina las hojas que están situadas más abajo. Procura no deshilachar los tejidos de la hoja, para ello recurre a una cuchilla que esté bien afilada y previamente desinfectada.
  • Luego, vas a espolvorear la parte cortada con un polvo que pueda favorecer el enraizamiento.
  • Seguido a ello, vas a sembrar en una mezcla de sustrato que contenga arena y turba, en partes iguales, de manera equilibrada.
  • Después, debes cubrir con un plástico transparente, de esta manera el terreno no se va a secar demasiado y va a mantener una temperatura constante. Debes evitar que el plástico tenga contacto con el esqueje, para ello te puedes apoyar de palitos de manera, que van a poder mantener levantado el plástico.
  • Busca un lugar de tu casa con temperatura de alrededor de los 24 °C. Para que puedas controlar la humedad, destapa cada día el plástico y retira el agua de condensación.
  • Cuando ya empieces a notar los primerosbrotes, el esqueje, ya ha arraigado. Para ello, vas a trasplantarlo a una maceta definitiva y empezar a cuidar tu planta.
  • Por tratarse de una planta trepadora, una de las buenas prácticas para hacerla crecer, es fijar los tallos sobre un círculoo de metal, que ubicado en la maceta en la parte superior, tal como se muestra a continuación
Total
25
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Cómo cuidar y cultivar una Peperomia Argyreia

Siguiente artículo

Suelo Húmedo, una maceta y unas cuantas semillas serán suficiente para tener un suministro de berenjenas en casa

Related Posts