Echeveria lilacina: todo lo que necesitas conocer sobre la echeveria fantasma

La hermosa y linda suculenta lilacina, si eres de los que les gustan están plantas, estoy segura de que te va a encantar. Porque es da las que no pueden faltar para iluminar tu jardín, así que debes ser la diferencia teniendo esta planta contigo.

Está suculenta es procedente de México y perteneciente a la familia Crassulaceae. La cual es caracterizada por sus lindos colores lila y rosa. Sus hojas pueden almacenar agua, así como todas estas plantas.

¿Como no amar esos lindos colores?

Colores que, con solo verlas en una planta, pueden llegar alegrar nuestros días.

La lilacina es ideal para los que no tienen suficiente tiempo, no la pases por desapercibida.

“Tiene un periodo de floración, el cual se extiende desde el invierno posterior hasta el comienzo de la primavera.”

¿Quieres saber sobre sus cuidados?

Si quieres conocer cada uno de sus cuidados, toma nota, para que tengas en cuenta todos sus cuidados.

Iluminación

La Echeveria Lilacina es una suculenta que necesita de muy buena iluminación para tener un buen crecimiento, es recomendable que le dé luz, le debe dar entre 4 a 6 horas del sol directo al día, pero no se debe permitir el sol directo al medio día, ya que podría llegar a quemarla.

Como consejo siempre debes permitir aclimatarse poco a poco hasta que se acostumbre.

Riego

En cuanto a su riego, está planta siempre suele retener gran cantidad de agua en sus hojas carnosas, como lo suelen hacer la mayoria de las suculentas. Y por el crecimiento que tiene, hace que el sustrato quede con poca exposición al aire y retenga la humedad más tiempo, esto sucede cuando la planta ya es adulta.

Siempre es de suma importancia tener cuidado con el riego de esta suculenta, ya que no es muy amiga con la humedad y puede llegar a pudrirse.

Durante el verano debe regarse de 8 a 10 días y en el invierno cada 2 o 3 semanas, pero todo va en mirar y revisar el sustrato para saber si necesita riego.

Sustrato

Como la mayoria de las suculentas, suelen necesitar cualquier sustrato que tenga muy buen drenaje, para evitar los encharcamientos en nuestra Lilacina. Además, que necesita de diferentes mezclas como piedra volcánica, arcilla y arena de rio, pues esta mezcla con la tierra puede ayudarnos a que las raíces crezcan con más facilidad.

Temperatura

Es de tener en cuenta la temperatura para tener un efectico crecimiento, la cual debe ser entre los 18°c y los 27°c. Cundo esta planta está seca, puede llegar a soportar temperatura hasta de 0°c, ten en cuenta que eso no debe ser por mucho tiempo (1 o 2 días).

¿Sabes cómo propagarla?

La Echeveria lilacina puede realizar su propagación por medio de compensación y esquejes de hojas.

Propagación por compensación

Las compensaciones de Echeveria, suele estar enraizadas alrededor de la base de la planta, y se deben separar con un cuchillo muy bien desinfectado. Realizamos su trasplante a una pequeña maceta, que tenga un muy buen sustrato, las dejamos en la superficie, y tomamos en cuenta cada uno se los cuidados mencionados.

Propagación por esquejes

Se pueden propagar tomando esquejes de la planta original, así que debemos buscar hojas sanas y retirarlas muy cuidadosamente con algún elemento afilado, y que esté desinfectado. Cuando ya tengamos los esquejes, hay que colocar las hojas en una toalla de papel en un lugar sombreado, permitiendo que cicatricen durante unos días.

Luego, debemos tener preparada nuestra maceta con sustrato, para así colocar sus hojas por la parte superior, debemos humedecerlas cada dos semanas, hasta que sus raíces aparezcan. Y luego seguir los cuidados que la Echeveria necesita, que no son muy diferentes a los de las otras suculentas.

¿Quieres tener un detalle y no sabes que regalar?

El regalo perfecto es una suculenta, y porque no regalar una Echeveria lilacina o como también es llamada, echeveria fantasma.

Curiosidades

  • Crece principalmente en áreas rocosas y prospera en elevaciones bastante altas.
  • Fue la ganadora del reputado Premio al Mérito del Jardín de la Royal Horticultural Society.
  • Contienen una cera que puede ser bastante tóxica tanto para los animales como para las personas si se toca o se consume.
  • Es recomendable mantenerla en un lugar alto.
  • Es tolerante a las sequías.
  • Las flores, son muy vistosas y lucen en un color rojizo.

Total
47
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Mammillaria elongata-guía de cultivo y propagación

Siguiente artículo

Suculenta Anacampseros o suculenta del amanecer, cuidados

Related Posts