Cómo cuidar y cultivar un árbol de granada en una maceta

Si se tratara de plantas, alimentos y frutas, nosotras quisiéramos tener todas en nuestra casa con una granja propia, para cosechar las frutas y vegetales que más nos encantan. Tener plantas en el hogar tiene grandes beneficios que no podemos dejar pasar. A la mayoría de mujeres nos atrae el tema de la jardinería y es que no es nada difícil y puede llegar a ser una actividad muy llamativa, entretenida y que nos llena de alegría y entusiasmo, mejorando cualquier ambiente. Hoy queremos contarte que puedes cultivar en una maceta, árbol de granada, acá te enseñamos cómo puedes hacerlo, para que te animes a tener esta fruta en tu casa.

Cultivar granadas en contenedores o macetas si es posible. Estas plantas tienen un sistema de raíces que no es profundo y comparado con otros árboles frutales, es más fácil de cultivar en el hogar. Dentro de una maceta podemos controlar su entorno y su el crecimiento, llevándola dentro de el interior, en especial en aquellas temporada de frío. Su tamaño es ideal para mantener en patios y balcones, además tendrás esta deliciosa fruta que puedes tomar cuando desees.

Granada o manzana púnica, una fruta que no todos conocen

La naturaleza es tan perfecta, que nos sorprende cada vez más con frutos deliciosos y con grandes beneficios. En esta ocasión, te hablaremos sobre la granada, el árbol de esta fruta se cultiva en condiciones óptimas y lo mejor o lo más increíble, es que puede llegar a vivir durante 200 años. Aunque es originario del Sur de Asia, el norte de la India del Himalaya y el Medio Oriente, es un árbol pequeño que podemos cultivar en nuestro hogar y que se ha extendido por todo el mundo, ya que si se le brindan las condiciones óptimas, podemos cultivarlo de manera sencilla. Es un árbol que puede llegar a crecer hasta 6 metros, pero en los interiores puede alcanzar máximo los 3.

Su tamaño es más o menos como el de una manzana, con cáscara dura y pueden ser de color marrón rojizo o amarillo incluso, rosa o un rojo intenso. Por ello, es que se asemeja mucho a la manzana y se le acredita también este segundo nombre. El sabor de esta fruta es delicioso y exquisito, tiene una mezcla entre aromático, dulce y algo crujiente y jugoso gracias a sus semillas.

Así puedes cuidar u cultivar el árbol de granada en una maceta

Las plantas de granada se pueden propagar a través de semillas o esquejes, desde la época de primavera y hasta finales del verano. La temperatura adecuada debe mantenerse en un rango de 20 grados centígrados. Una gran posibilidad para su cultivo es comprar una planta que este injerta con un tiempo de 2 a 3 años, que fácilmente puedes conseguir en un vivero. La ventaja de esta última alternativa, es que no tienes que esperar mucho tiempo para que las frutas salgan.

Cultivo por semillas

Para propagar la planta de granada por semillas, debes comprar granadas que estén maduras y debes separar las semillas, pero primero las vas a limpiar frotándolas con una toalla para retirar su pulpa y luego, la de dejas secar durante varios días, antes de proceder a sembrar.

Vas a plantar las semillas a 1/4 de pulgada de profundidad, con una mezcla ligera de semillas. Las colocas dentro de las macetas y las dejas en un lugar soleado. Opcionalmente puedes dejarla en una bolsa de plástico o dejar la maceta dentro de un invernadero, para mantener una temperatura alta.

Es clave mantener la tierra húmeda y ya verás como las semillas germinan entre el primer mes o hasta las 6 semanas, todo depende de las condiciones del clima.

Cultivo por esquejes

Para el cultivo por esquejes debes tomar unos que midan entre 8 y 10 pulgadas de largo y procedas a plantarlos en una maceta que tenga buen drenaje. Una temperatura de 20 grados centígrados y alta humedad, será un ambiente perfecto para que la planta pueda enraizar de manera fácil y rápida.

Cuidados y mantenimiento

  • Entre los cuidados básicos sobresale elegir una buena ubicación; un ambiente soleado, le puede garantizar a la planta un crecimiento sano y próspero, pues en cuanto más sol reciba, más frutos dará.
    Respecto al riego, la planta debe mantener una tierra ligeramente húmeda. Debes buscar un equilibrio para que el suelo no esté totalmente seco y tampoco con exceso de agua. Un consejo es que evites mojar las hojas ya que esto puede traer problemas de hongos.
  • Puedes ayudar a la planta con un fertilizante para su temporada de crecimiento. En el mercado venden fertilizantes líquidos. con una fórmula para cítricos o tomates, que en la granada funciona muy bien. Una solución de zinc diluida en el follaje, también puede ser de gran ayuda para la planta, ya que a menudo es de árbol suele ser deficiente en zinc.
  • El suelo puede tener una materia orgánica o un compostaje con estiércol, que puede ser de gran beneficio para la planta. Esto hará que mejore la textura del suelo. Este tipo de planta crece muy bien en suelos arenosos, arcillosos y francos.
Total
343
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Techos verdes: una guía experta para hacer crecer un techo vivo

Siguiente artículo

6 mezclas caseras para eliminar las manchas difíciles

Related Posts