Una joya de suculenta para la colección, Huernia plowesii

Huernia plowesii es una pequeña planta suculenta herbácea y perenne perteneciente a la subtribu Stapeliinae de la familia Apocynaceae. Es originaria de Namibia donde crece fundamentalmente sobre suelos pedregosos, acantilados y en grietas de rocas; en muchas ocasiones se observan plantas bajo pequeños arbustos que las protegen del sol intenso y directo. Además, posee un crecimiento algo lento y ostenta flores de gran valor ornamental. Actualmente se comercializa en todo el mundo como planta de colección. Dentro del género Huernia no es de las más fáciles de cultivar debido a que es muy susceptible a pudriciones por exceso de humedad.

Tallos:

Esta especie posee tallos de +/- 3 cm de largo y +/- 1 cm de diámetro, carnosos, erectos y divididos en 4 (a veces 5) costillas muy conspicuas. En el margen de las costillas se disponen pequeños dientes (tubérculos) triangulares de +/- 0.3 cm de largo. La coloración de los tallos es verde claro, aunque puede tornarse algo violácea bajo fuentes de iluminación intensa.

Flores:

Las flores se disponen en pequeñas inflorescencias extraaxilares que surgen en la base de los tallos en crecimiento. Se caracterizan por desarrollar una corola plana y soldada con 5 segmentos triangulares grandes y 5 intermedios (pueden no estar presentes) que dan una forma estrellada muy atractiva. La corola totalmente abierta puede superar los 3 cm de diámetro.

En el centro de las flores se observa un annulus muy desarrollado rodeando al polinarium, pentagonal (a veces redondeado) y extremadamente carnoso; en la superficie externa del annulus se observan filamentos de más de 0.2 mm de largo y de coloración rojiza-violácea. La coloración de las flores es amarilla crema con numerosas manchas rojizas violáceas que se concentran más hacia el annulus (el annulus puede ser completamente rojizo). La garganta floral es oscura (rojiza).

Consejos para el cultivo de la planta suculenta Huernia plowesii

Huernia plowesii no es de las más fáciles de cuidar del género siendo indicada para personas con un poco de más experiencias en el cultivo de este grupo de suculentas. A continuación, los requerimientos de cultivo de esta planta:

Iluminación:

Prefiere desarrollarse a semisombra donde reciba el sol de primeras horas de la mañana solamente. El sol intenso del mediodía en climas tropicales quemará los tallos con facilidad. El cultivo en zonas muy umbrías provocará la etiolación de los tallos y no se desarrollarán inflorescencias.

Temperaturas:

Es necesario cultivar esta especie en ambientes donde predominen temperaturas frescas o cálidas que se encuentren entre los 18ºC-29ºC. No exponer a temperaturas inferiores a los 5ºC.

Sustrato:

Muy importante utilizar un sustrato 75% mineral para el cultivo de esta planta. El sustrato debe poseer un drenaje muy rápido del agua y muy buena aireación. Se recomienda que los primeros 2-3 cm de sustrato estén formados solo por arena gruesa para que los tallos no estén totalmente en contacto con el material orgánico.

Frecuencia de riego:

Para reducir de forma drástica los riegos de pudrición por exceso de agua se recomienda solo regar cuando los tallos comiencen a perder turgencia. La comprobación de la turgencia debe realizarse aplicando una suave presión en los tallos con los dedos. El riego preferiblemente por inmersión o a la altura del sustrato.

Plagas y enfermedades:

Como la mayoría de las especies del género es afectada principalmente por cochinillas que atacan raíces, tallos y flores. Estas plagas promueven además la proliferación de hongos patógenos. También puede ser afectada por ácaros, moluscos y orugas. Algunas aves silvestres pueden picotear las flores y tallos.

Multiplicación:

Se multiplica principalmente por esquejes de tallos que deben ser plantados luego de 1 semana de retirados.

Total
1K
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

12 verduras que puedes cultivar en verano porque soportan el pleno rayo de sol

Siguiente artículo

Árbol de Jade: cuidados necesarios para que crezca y dure por mucho tiempo

Related Posts