Lista de alimentos que puedes cosechar en botellas de plástico

Reutiliza tus botellas plásticas e inicia tu huerta casera con estos consejos.

Cultivar nuestros propios alimentos, tiene grandes ventajas. Una de ellas es generar un impacto positivo sobre la biodiversidad y degradación de los suelos, satisfacer nuestras necesidades alimenticias, garantizar rentabilidad económica, ambiental y de salubridad, además no vas a tener que ir al super o a la tienda a comprar tus alimentos, porque ya los tienes en casa.

Hoy te contamos cuáles son esos alimentos que puedes cosechar en botellas de plástico, que conseguimos fácilmente en el hogar. Así que anímate a cultivar tus verduras y alimentos favoritos.

1- Judías verdes

Los frijoles verdes o también conocidas judías verdes, pueden crecer en un sustrato que cuente con buen drenaje, un pH ácido y fertilidad normal.

No necesitan fertilizante suplementarios, porque pueden fijar en el suelo su propio nitrógeno, aunque si se puede enriquecer con compostaje o estiércol maduro, que se puede cambiar en época de otoño o una semana antes de la siembra en época de primavera. Algunos frijoles son arbustivos y requieren de menos mantenimiento debido a su tamaño. Una de las ventajas es que es es una planta es que puede ser resistente a enfermedades.

2- Tomates

El tomate es un alimento básico y esencial en cualquier cocina, son de los alimentos infaltables en la canasta familiar y han alcanzado un precio considerable en tiendas y supermercados. Las plantas de tomate son cultivos tiernos y de estación cálida, soportan muy bien el sol, de hecho las heladas no les cae nada bien.

Su tiempo de cosecha dura entre 60 a 100 días, dependiendo el tipo de tomate. Para cultivarlo en una botella de plástica, debes usar una grande y debes hacerle unos orificios de drenaje en el fondo. La tierra debe ser suelta y mezclada con compostaje o estiércol maduro.

3- Pimientos

Los pimientos funcionan como condimentos y aportan gran sabor, además de sus nutrientes y propiedades para la salud. Generalmente se dan en color rojo, amarillo o verde. Su cultivo se da en estaciones cálidas y su planta puede ser resistente a plagas de jardín, una noticia maravillosa para poder plantar este alimento en una botella de plástico y ubicarla en nuestro jardín sin ningún problema.

Ten en cuenta que debes sembrar las semillas de 8 a 10 semanas antes de la fecha de la última helada de primavera.

4- Zanahorias

La zanahoria es crujiente y dulce, la utilizamos para ensaladas, sopas con verduras entre otras recetas y además contienen vitaminas y minerales esenciales para cualquier dieta, es un alimento que no puede faltar en la cocina.

Puedes sembrarla en estaciones frías y cultivarla en época de primavera. Ten presente que las plantas de zanahoria necesitan lugares soleados, y en el sustrato deja un drenaje libre. La botella que utilices debe tener más de 20 cm de alto.

5- Guisantes

Los guisantes o arvejas, también tienen un sabor dulce que puede acompañar muy bien cualquier plato, además son fáciles de cultivar, pero debes tener en cuenta que su periodo de crecimiento es muy limitado. Debes plantarlas de manera pronta en la primavera, para que pueda madurar mientras el clima se mantenga fresco, aunque en regiones más cálidas, puedes hacerlo en otoño o invierno.

6- Lechuga

La lechuga es de los alimentos más fáciles de cultivar de manera hogareña, va muy bien en ensaladas, acompañando proteínas. Sus propiedades son diuréticas, ayuda a combatir la retención de líquidos y tiene un gran valor nutricional. Además de ayudar a cuidar nuestro corazón.

Este es un alimento que su cultivo se da en estación fría, para crecer en primavera y en otoño. Crece rápidamente por lo que puedes plantar una pequeña cantidad de semillas a la vez, para ir escalonando las plantaciones. La lechuga es perfecta para sembrar en contenedores o botellas de plástico que puedes ubicar en patios, balcones o terrazas.

7- Calabacín

Aunque el calabacín es muy productivo, tiene un gran problema en su cultivo y son las plagas y la mala polinización, que puede acabar con su plantación, por lo que debes estar muy pendiente de esta planta. El sustrato debe tener un drenaje para evitar exceso de humedad y por ende pudrición y con ello atraer las plagas.

8- Remolachas

La remolacha es un alimento que crece fácil en estación fría y con un suelo bien preparado, aunque también necesita del sol para crecer. Aunque hay diferentes especies de remolacha, la que más sobresale es la morada. Opta por un sustrato fértil, acompañado de compostaje para lograr una fertilidad media a baja. Aprovecha los principios de primavera para plantarlas.

9- Espinacas

Las hojas verdes de la espinaca, son resistentes al frío y su cultivo se puede dar a principios de la primavera, o de hecho en el invierno u otoño. En cuanto al sustrato, puedes mezclarlo con compost y aunque debe recibir sombra ligera, puede tolerar el sol en pleno. Es un alimento que tiene vitaminas, hierro y calcio.

10- Acelgas

El cultivo de acelga va muy bien en climas cálidos, con climas fríos. Aunque crece más rápido en temperaturas frías. El sustrato debe ser una mezcla de estiércol envejecido y compost para aumentar la fertilidad, además debe tener un buen drenaje y si estás en un lugar cálido, aprovecha para darle sol pleno. Este es un alimento con valor nutricional, alto en vitaminas A C y K, además de fibra y minerales.

11- Col rizada

Esta es una de las verduras más nutritivas, que puedes cultivar, tiene antioxidantes y vitaminas, además es deliciosa, la puedes preparar en ensaladas, acompañando proteínas en sopas o como más te guste, incluso algunas personas hacen recetas increíbles con esta verdura.

El cultivo de la col rizada es resistente a estaciones frías y puede crecer más rápido en épocas de otoño y primavera, aunque es resistente a las heladas. El sustrato de esta planta debe ser fértil y bien drenado, puede tolerar sombra parcial como también necesita pleno sol. La tierra necesita estar fertilizada con abono con compostaje o estiércol.

12- Rábanos

Las semillas de los rábanos se pueden plantar en otoño y en primavera, pero su cultivo debe suspenderse cuando llegan temperaturas cálidas, que superen los 70 grados, ya que va hacer que los rábanos se desprendan y perder el cultivo. Este es un tubérculo se cosecha en tres semanas.

Total
1K
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

10 mejores árboles para plantar a la entrada de tu casa

Siguiente artículo

Guía de horticultura para principiantes: Aprende a plantar y cosechar los mejores vegetales

Related Posts