Lithops o piedras vivientes: Aprende a cuidarlos y ayudalas florecer

Los Lithop o piedras vivientes son plantas pequeñas que provienen del sur de África. Son suculentas fáciles de cuidar una vez entiendas su ciclo de vida y la forma correcta de regarlas.

La piedra viva, roca partida o planta de guijarro, es una planta extremadamente resistente a la sequía y muy populares en los jardines con poca agua en las zonas desérticas. Es una pequeña suculenta que se puede cultivar tanto en interior como en exterior, pero si está en exteriores debe tener mucho cuidado con la cantidad de agua que recibe.

Las suculentaso o lithops o piedras vivientes son muy sensibles a las estaciones del año, pero pueden durar décadas. Son de colores marrón, verdoso, grisáceo, con puntos o patrones claros, los cuales les permiten confundirse con su entorno natural. Los puntos claros que tiene este tipo de suculenta en realidad son puntos por donde entra la luz y así la planta puede hacer fotosíntesis.

Tiempo de crecimiento

Esta tiene su proceso de plantación, por esto, si se ha respetado los pasos, la germinación de las primeras plantas puede tardar hasta cuatro semanas. Por otro lado, su temporada de floración abarca casi medio año y durante los primeros meses de verano se pueden ver sus flores.

En época de crecimiento solamente se debe regar si sus hojas se ven ligeramente arrugadas, y si al presionarlas delicadamente se vuelven suaves. Así, de esta forma nunca se pudrirá.

Edad de floreado

La piedra viviente, normalmente florece a finales de otoño o principio de invierno, aunque unas especies lo hacen durante la primavera o principios de verano. La flor saldrá por medio de la grita que hay entre las hojas, una vez la planta tenga más de tres años, esta tendrán forma de girasol y su color será blanca o amarilla.

La flor que tiene esta planta puede tener entre un centímetro y medio a cuatro centímetros de diámetro, esto depende de la especie. Normalmente, estas flores se abren durante la primera hora de la tarde para realizar la absorción de la luz del sol y hacer la polinización, y cierran sus hojas en las últimas horas de la tarde, antes del anochecer. Algunas de estas tiene aroma que se describe como dulce picante.

Una vez la flor se desvanece, el centro se convierte en una cápsula donde almacena las semillas. Para que esta cápsula se abra debe haberse humedecido, y una vez lo haga es posible que, por las gotas de lluvia que caen dentro de esta, las semillas reboten y caigan a una distancia cercana de la planta madre.

Igualmente, una vez seque la planta, otra nueva empezará a crecer debajo de las hojas exteriores, y aunque es casi imperceptible, durante el invierno y hasta principios de primavera continuará creciendo. Podrás llegar anotar cuando el proceso esté por finalizar debido a que las hojas viejas empezarán a arrugarse y encogerse.

Tipos de Lithops

Para poder saber bien y conocer los tipos de Lithops que hay, se debe observar cuidadosamente dos características morfológicas que tienen: Dibujos de los ápices y el perfil de la planta.

Para saber los tipos de perfiles que tiene hay que ver la combinación de la forma del cuerpo, los lóbulos y el tipo de fisura. Los dibujos que tiene en las ventanas, ya sean márgenes, islas, penínsulas o canales, y los puntos o líneas permiten mejorar el diagnóstico.

Existen muchas más maneras de identificar de una manera correcta los lithops, como por ejemplo la apertura de las ventanas, si es larga, o estrecha.

En total se conocen 7 especies de lithops, y acá te mostraremos algunos de estos.

1- Lithops Amicorum

Es la Lithops más pequeña conocida hasta el momento. Descubierta en el 2006, es una planta suculenta de tamaño pequeño a mediano, rara en cultivo. Su color predominante es el color gris y un blanco azulado, y sus islas son numerosas de color blanco grisáceo.

2- Lithops aucampiae

Es una suculenta que pertenece a la familia Aizoaceae ubicada en Sudáfrica. Su apariencia es variable, pero se ajusta a la típica morfología de as Lithops, hojas gruesas y carnosas, separados por una grieta de la que aparece una flor amarilla.

Crece dispersa en pequeñas colonias en áreas desérticas desoladas. Su hábitat es muy arenoso y, a menudo, se encuentra entre rocas y gravas, donde son muy difíciles de detectar.

3- Lithops bromfieldii

Esta suculenta crece escondida bajo los arbustos o áloes en cuarcita blanca, grisácea, pardusca y roja. Son de tamaño mediano, no halófito, fácilmente reconocible por las marcas bulladas de color marrón amarillento, de la ventana de color verde oscuro, igualmente tiene un color facial gris rosado y sus rubricaciones son de color rojo, sangre.

Cuidados de los Lithops

Iluminación y ubicación

Estas plantas necesitan recibir, durante la primera parte del día, de 4 a 5 horas de luz solar directa. Puede ser cultivada como planta de interior cerca de una ventana que le brinde suficiente sol directo en la mañana.

El no recibir suficiente luz puede hacer que esta comience a crecer de manera estirada y delgada, provocando, eventualmente, su muerte. Lo mejor que puede hacer es moverla a un lugar más brillante. Ten cuidado al momento de moverla, ya que hacerlo bruscamente puede hacer que se queme con el sol y tenga lesiones fatales.

Temperatura

Los lithops odian las temperaturas heladas, por eso se recomienda que no permanezca en condiciones inferiores a 10 °C, y en cuanto a su temperatura máxima, estás pueden tolerar hasta 32 °C siempre y cuando tenga buena ventilación y no tenga luz directa del sol.

Riego

Es importante que sea regada durante ciertas etapas y mantener el suelo seco en otras etapas de crecimiento. También se debe tener en cuenta que se debe regar cuando sus hojas viejas estén totalmente secas y dejar de regar después de que la flor comience a morir.

La razón principal por la cual no se debe regar después de la floración y cuando se está formado un nuevo crecimiento, porque las hojas viejas representan una fuente de nutrición y agua para la nueva planta.

Fertilización

No es muy necesario fertilizar esta planta, debido a que en su ambiente natural no cuenta con estos. Sin embargo, algunas personas optan por usar fertilizantes para cactus, así que si lo haces, asegúrate de que sea bajo en nitrógeno y alto en potasio.

Total
20
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

10 Suculentas colgantes fáciles de cuidar

Siguiente artículo

Rosario de corazones: una bonita planta enredadera para tener en casa

Related Posts