Tips para limpiar una plancha quemada y dejarla como nueva

Te sorprenderás con estos inusuales pero efectivos trucos.

La plancha es uno de los electrodomésticos más usados dentro del hogar, pues su uso le da un aspecto prolijo a nuestra ropa. Aunque la limpieza de los dispositivos domésticos sea una labor tediosa es importante realizarla para propiciar su correcto funcionamiento. Una plancha en buen estado dejará la ropa con una imagen perfecta. Pero si tu plancha está quemada, puede acumular restos de cal o hacer que los tejidos se le peguen. El uso de una plancha quemada puede dejar manchas o agujeros en la prenda, haciendo que esta se estropee por completo.

Si has quemado tu plancha no te preocupes te diremos todo lo que debes hacer para solucionar este inconveniente con una serie de trucos que restaurarán el funcionamiento de este electrodoméstico.

1. Vinagre

El vinagre es un ingrediente habitual en los hogares, pues se considera un limpiador ideal. Se usa para sacar brillo a la vajilla y el piso, así como para desinfectar todo tipo de superficie. En este caso, es ideal para eliminar posibles manchas y marcas en el metal de la plancha. Para limpiarla necesitas calentar un vaso de vinagre blanco. Moja un paño limpio y frota sobre la base de la plancha. La tela del paño debe ser de algodón y libre de materiales abrasivos. Tendrás que frotar con fuerza para eliminar las manchas más rebeldes. Si la mancha persiste, puedes agregar unas cucharaditas de sal a la mezcla. Diluir la sal en el vinagre y repetir repetir el procedimiento con otro paño. Cuando esté limpio, pasa un paño un poco mojado para eliminar la suciedad. Finalmente, usa un paño suave para secar.

2. Lavavajillas

Otro producto que todos tenemos en casa y que es genial para limpiar la plancha es el lavavajillas. Esto es muy conveniente, especialmente si la mancha está en los agujeros de esta. Para limpiar, mezcla líquido para lavar platos con agua caliente. Luego unta un hisopo de algodón en esta mezcla y limpia los orificios de la superficie de metal.

De esta manera eliminarás las manchas que suelen acumularse en los agujeros. Luego frota con suavidad con un paño ligeramente húmedo. Déjalo secar y tu plancha estará lista para usar de nuevo.

3. sal

La sal tiene innumerables usos fuera de la cocina, ya que es efectiva para diversas técnicas de limpieza. Con sal gruesa puedes dejar tu plancha como nueva y lista para planchar cualquier tela. Primero debes buscar sal gruesa y encender la plancha con el metal hacia arriba. Ahora pon unas cucharaditas de sal gruesa en un paño y limpia la superficie una y otra vez. Debes hacerlo con sumo cuidado para no quemarte y verás como desaparece la mancha. Limpia con delicadeza para no dañar la superficie metálica de la plancha. Cuando termines, apaga la plancha y espera a que se enfríe. A continuación, pasa un paño húmedo por la superficie y retira cualquier residuo que pueda quedar. Si sigues estas instrucciones el metal de la plancha estará totalmente limpio y listo para ser usado de nuevo.

4. Velas

Por extraño que parezca, la cera de vela es muy recomendable para limpiar metales ferrosos. Aunque es un método inusual, este elemento es un gran aliado para la limpieza del electrodoméstico. Para limpiar la plancha con cera de vela, primero debes encender la plancha y esperar a que entre en calor. Una vez que haya elevado su temperatura, debes pasar la vela por el metal. Posteriormente debes retirar la cera con un paño limpio. Los resultados serán asombrosos.

5. Detergente en polvo

El detergente para lavar la ropa, puede usarse también para diversos objetivos de limpieza en el hogar. Para limpiar tu plancha sólo debes calentar un poco de agua y añadir una pequeña cantidad de detergente. Si el detergente es en polvo, puedes usar una cucharadita, pero debe diluirse sin formar espuma. Cogeremos un paño de algodón y lo sumergiremos en esta mezcla, empapándolo bien. Sacamos el exceso de líquido y luego lo pasaremos por la plancha un par de veces hasta acabar con las las manchas. No te llevará más de 5 minutos y será de gran ayuda. Además ahorrarás dinero usando lo que ya tienes en casa para su arreglo. Debes recordar que sólo funciona con planchas que posean un revestimiento anti adherente.

6. Pulidor de metales

El diseño de las planchas puede variar, algunas tienen cubrimiento mientras otras no. Algunas planchas poseen una cobertura que facilita su uso, son revestimientos especiales que las hacen más resbaladizas y seguras. Si tu electrodoméstico no cuenta con esta ventaja, puedes pulir su metal. Esta es una excelente opción, ya que así puedes eliminar fácilmente las quemaduras. Debes frotar las manchas con un paño y luego pulir gradualmente hasta que desaparezcan las manchas. Por último limpia la plancha con una toalla seca. Ahora podrás usarla de nuevo.

Total
51
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Cómo cultivar una planta de jazmin en casa para llenar de color y buen olor tu hogar

Siguiente artículo

Cómo reproducir una planta photos a través de esquejes

Related Posts