Mezcla casera para que tus toallas ásperas queden suaves

Si las toallas se vuelven muy ásperas a los pocos meses de comprarlas, es probable que sea por la forma en que se lavan y se secan, así que con algunos cuidados podrás mantenerlas suaves. Por lo general, la acumulación de minerales debido al agua dura con la que se lavan, los detergentes y los diferentes productos químicos que usamos son la causa, pero con estos tips podrás solucionar y evitar el problema. En realidad, es muy sencillo, lo único que necesitarás será vinagre y agua.

Pasos para tener toallas suaves

Primero

  • Lleva a todas las toallas y paños de colores similares a la lavadora, asegurándote de no sobrecargarla. Las toallas necesitan de espacio para moverse en el tambor de la lavadora.
  • Ahora selecciona la opción de agua tibia o caliente y el ciclo en lavado normal. Evita agregar detergentes o suavizantes, en lugar de estos productos usa solo 2 tazas de vinagre blanco destilado. De esta manera eliminarás cualquier residuo que haga que se sientan muy rígidas.
  • Una vez que termines de lavar las toallas y a medida que las saques, agítalas para tratar de esponjar las fibras antes de llevarlas a la secadora.

Segundo

  • Para la secadora elige una temperatura media o configuración de planchado permanente, así evitarás secar en exceso dichas fibras.
  • En compañía de las toallas ya lavadas, también podrías agregar algunas bolas de lana para secadora. Aunque este producto es opcional, si lo incluyes golpearán las fibras de la toallas ayudando a que queden más suaves y por supuesto, esponjosas.
  • De nuevo, agita bien las toallas al sacarlas de la secadora y listo, ya podrás doblar.

Recomendaciones

  • Cuando los residuos son muy pesados, es posible que debas repetir los pasos.
  • Si prefieres colgar las toallas recién lavadas con vinagre en un tendedero al aire libre, puede que después del secado aún se sientan algo rígidas. Para ello, intenta amasar rápidamente las toallas secas. Si lo haces, lograrás aflojar las fibras antes de empezar doblar.
  • Las bolas de lana para secadora y la temperatura más baja dejarán toallas más esponjosas.
  • Si vives en una zona en la que se tiene agua dura y no existe un sistema de ablandamiento, para eliminar la acumulación de minerales en las fibras se puede sustituir el vinagre por 1 taza de amoniaco doméstico. Agrégalo al agua caliente de lavado, pero no lo combines con otros productos, ya que se generarán vapores tóxicos, ¡debes tener mucho cuidado!

Consejos para mantener las toallas suaves

  • Trata de reducir la cantidad de detergente que usas para lavar las toallas, ya que si te excedes quedarán residuos en las fibras y por ende se sentirán más ásperas.
  • Puedes aumentar la temperatura del lavado, si no utilizas un detergente demasiado fuerte el agua tibia o caliente dará buenos resultados.
  • Es importante no sobrecargar la lavadora de toallas u otras prendas cuando laves.
  • Aunque es una buena idea reemplazar los suavizantes de tela por vinagre blanco destilado, si te gusta el aroma que dejan estos productos, intenta usarlos con moderación, mientras que al vinagre blanco lo dejas para una limpieza profunda cada mes.
  • Tampoco te olvides de limpiar la lavadora con frecuencia, en especial si es de carga frontal. Hacerlo ayudará a eliminar los residuos de detergente o suavizante de telas, ya que pueden favorecer el crecimiento de hongos y malos olores.

Trucos adicionales de limpieza

  • Limpieza de la lavadora: como ya te lo mencionamos, para que tanto las toallas como el resto de las prendas queden impecables es muy importante que tu lavadora no esté sucia. Una forma sencilla y efectiva de lograrlo sería mezclando 15 gotas de aceite esencial de limón con 2 tazas de agua y 2 cucharadas de jabón líquido de platos.
  • Con una esponja y cepillo limpia todos los rincones. Una vez que elimines la suciedad de las superficies, termina colocando un ciclo de lavado con dos toallas y 1 taza de vinagre.
  • Aromatizante casero para toallas: en 1,1/2 taza de agua caliente agrega 1/2 taza de suavizante, 1/2 cucharada de alcohol y 1/4 cucharada de bicarbonato de sodio. Mezcla hasta que se integren bien los ingredientes y vierte todo el líquido en una botella con atomizador.
  • Úsalo para refrescar y aromatizar las toallas, al igual que alfombras que tengas en casa, las sábanas, los muebles de tela, los tapetes que se dejan en el baño y hasta en los inodoros.

Total
315
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Guía para cultivar lirios en maceta paso a paso

Siguiente artículo

Receta para hacer 7 litros de jabón liquido usando zote, sal y bicarbonato

Related Posts