Cuidados para cultivar y hacer crecer un limonero en maceta

Obtén deliciosos limones sin salir de tu casa, te decimos cómo hacerlo.

Si quieres tener limones frescos en tu terraza, balcón o patio para disfrutarlos en tus diversas recetas, sigue leyendo pues te daremos unos sencillos pasos para su cultivo y todo sobre los cuidados básicos que debes tener para que tu limonera crezca adecuadamente y dé frutos.

Germinar la semilla de limón

Primero que todo, utiliza las semillas más maduras de los limones que uses. Es importante germinar las semillas que hayas recolectado recientemente, pues cuanto más tiempo pase, más difícil será lograr que germinen.

Enjuágalas para retirar la sustancia gelatinosa que las cubre. Procura además que las semillas estén enteras. Al limpiar las semillas, lograrás prevenir la aparición posterior de hongos que acabarán dañando la planta.

Escurre las semillas y colócalas en materas con tierra nueva, abonada y un poco humedecida. Evita el exceso de humedad, pues si la tierra está demasiado mojada se pudrirán las semillas. La tierra que utilices puede ir mezclada con algunas piedras porosas para favorecer el drenaje.

El tamaño de la matera

El limonero es una planta relativamente fácil de cuidar en maceta. Normalmente se plantan directamente en el suelo. Sin embargo, esto no significa que no puedan adaptarse a una maceta, siempre y cuando esta tenga las dimensiones adecuadas.

Es importante que nuestro limonero sea plantado en una matera lo más grande posible. Necesitará una maceta que, por lo menos, tenga unos 30 centímetros de diámetro. Así mismo, es importante que tenga por lo menos la misma profundidad que el diámetro (30 centímetros). Esto permitirá que las raíces se extiendan completamente de manera uniforme.

Algo indispensable es que la maceta contenga orificios en la base para el drenaje del agua, así evitaremos que el limonero se muera por exceso de agua. Las semillas deben enterrarse a 1.5 centímetros de profundidad.

Ubica tu matera en un lugar que no esté expuesto a cambios bruscos de temperatura o a corrientes de viento. Puedes cubrir la maceta con papel film para mantener la temperatura y la humedad. Una vez empiece a crecer el limonero, puedes retirar el papel.

La temperatura adecuada para que el limonero crezca saludable debe estar entre los 15ºC y los 21ºC. Así que, independientemente de cuándo lo plantes, debes protegerlo de las temperaturas más frías del invierno y de las más altas en verano. Ahora que sabes cómo germinar una semilla y cuándo plantar limonero en maceta, descubre los pasos para plantarlo.

Una vez la planta empiece a asomarse y crecer, puedes aplicar más tierra alrededor de la base de la planta, para mantenerla estable.

Horas de luz

Este árbol necesita abundante luz directa. En concreto, la matera debe estar situada en un punto donde reciba alrededor de 6 horas de luz directa al día. De lo contrario, las hojas comenzarán a perder su color y el arbol no crecerá como debe.

Riego

En cuanto a la frecuencia de riego, este se debe llevar a cabo cada 2 días. Durante las épocas frías el limonero necesitará menos agua, por lo cual puedes espaciar más el tiempo entre riegos.

Te recomendamos trasplantar el limonero cada dos o tres años a una maceta más grande. Aprovecha también para renovar el sustrato, siempre teniendo cuidado de no dañar las raíces durante el proceso.

Podar el limonero

El árbol del limonero se deberá podar a finales del otoño, durante su estado de hibernación. Lo más recomendable será cortar las ramas secas o más débiles. Puedes también podar un poco aquellas hojas que sobresalgan demasiado para mantener la simetría de tu planta.

¿Por qué no crece mi limonero?

Si tu limonero se ha estancado en su crecimiento, o no da limones, revisa bien todos los aspectos que te hemos mencionado.

Esencialmente lo que debes hacer es:

  • Revisar que la matera donde esté plantado tenga el tamaño suficiente para que las raíces crezcan plenamente. Si está plantado en una maceta pequeña, lo que debes hacer es trasplantarlo a una más grande.
  • Revisa que la tierra no esté demasiado húmeda o encharcada. Si este es el caso, lo más seguro es que no se esté drenando correctamente y se esté acumulando la humedad.
  • Asegúrate de que reciba el riego apropiado según las condiciones del clima. El limonero no debe pasar largos periodos de tiempo con su tierra completamente seca.
  • Recuerda abonar en la época adecuada, para fomentar el crecimiento y que de frutos.
  • Si tu matera está en el interior de tu hogar, ubicalo cerca a una ventana para que reciba la luz solar que necesita.
  • Comprueba que no tenga plagas o enfermedades, como el pulgón, la cochinilla, la araña roja o los hongos.

Total
1K
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Cómo hacer florecer una planta de jade para atraer la prosperidad

Siguiente artículo

Guía de principiantes para cultivar tomates en macetas

Related Posts