Cómo recuperar un árbol de ruda si el tronco está verde y las hojas marchitas

¿Qué hacer cuándo el tronco está verde y las hojas marchitas? Te damos la solución.

La ruda es una planta llamativa y longeva, que puede alcanzar el metro de altura, no sólo es útil como planta con dones curativos también es decorativa tiene tallos ramificados de un tono verde azulado y su flor es amarilla. Como dato curioso se ha popularizado la creencia que expresa que si una planta de ruda se seca es porque ha absorbido la negatividad del entorno.

Signos de salud en el árbol de ruda

En condiciones apropiadas esta planta puede alcanzar una altura de un metro. Es una planta bastante duradera en las regiones templadas, pero se considera caduca en las regiones más frías. Si está ubicada en un área demasiado fría y ventosa debe ser protegida de las adversidades climáticas. Florece en primavera y es perfecta para atraer mariposas.

La ruda es bastante resistente por lo que requiere de poca manutención, ideal para personas que apenas inicien en el mundo de la jardinería o para personas que amen las plantas pero no posean mucho tiempo para invertir en su cuidado. Esta planta ama la luz solar indirecta. Y requiere riegos ligeros sólo con un par de veces a la semana estará bien.

Esta planta echará raíces fácilmente en suelos pobres en nutrientes, aunque los suelos alcalinos son mejores, ya que darán lugar a una planta fuerte y bella. La ruda es una planta ornamental que podada puede servir para fines decorativos.

Cuidados del árbol de ruda

Temperatura: en zonas de bajas temperaturas y brisa se aconseja protección bajo techo pues las temperaturas muy bajas pueden afectarla gravemente.

Iluminación: necesita de un alto grado de luz solar pero cuidando que la luz sea siempre indirecta, pues si recibe excesiva luz solar puede morir.

Riego: el riego debe ser ligero, de máximo dos días a la semana, debes estar pendiente de este factor ya que si llega a secar puede ser víctima fácil de ácaros y mosca blanca.

Suelo: lo mejor para esta planta es un suelo alcalino, de esta manera desarrollará flores abundantes y bellas. Agrega tierra orgánica y tápala para proteger las raíces.

Poda: para crear condiciones algunos expertos sugieren cortarla hasta 10 centímetros del suelo para garantizar su desarrollo, refrescar su aspecto y evitar el adelgazamiento.

Tierra: debe contar con buenas condiciones para el drenaje y evitar el encharcamiento. Para esto te recomendamos hacer uso de una mezcla sustrato universal, con perlita, arlita o akadama al 30 o al 40%.

Jardín: necesita suelos con condiciones de pH neutro o alcalino, con buen nivel de drenaje. Al ser una planta de escaso tamaño, si cuenta con tierra muy compacta, sólo necesitará un hueco para ser plantada de unos 50 por 50 centímetros, luego una capa de unos 5 centímetros de gravilla fina y poner la mezcla de sustrato ideal.

Abono: como es una planta que puede ser utilizada para el consumo humano es mejor abonarla con abonos orgánicos. Puede proporcionársele desde primavera hasta finales del verano, una vez a la semana o cada quince días.

El abono puede ser líquido o sólido ya sea granulado o en polvo, ten en consideración que los líquidos se usan para las plantas de maceta, pues las otras alternativas pueden dañar el drenaje del sustrato.

Poda: Al finalizar los meses de invierno puedes cortarlo disminuyendo su altura, antes de podar recuerda desinfectar las tijeras.

Consejos para revivir un árbol de ruda seco

Son múltiples las razones por las que puede secarse una planta, puede deberse a la falta de agua o por exceso de esta o por alguna infección, también si se han dejado mucho tiempo en la intemperie y el sol las ha apagado. En tal caso puedes hacer lo siguiente:

Retira los tallos y hojas marchitas. En caso de una deshidratación crónica se debe hacer una gran poda que será fundamental para que la planta recobre fuerzas enviando nutrientes a las partes sanas.

Si detectas una plaga debes atacarla de una vez, elimina con delicadeza la zona superficial del sustrato, verifica el estado del drenaje de la planta. También debes retirar el cepellón de la planta de la matera o de la tierra sin afectar a las raíces. Luego introduce el cepellón en agua tibia unos 15 minutos para rehidratarse, déjalo en un recipiente para que escurra y siembralo en una matera con nuevo sustrato.Ubica la planta en un lugar iluminado, pero sin exceso de luz directa.

Recuerda que si esta planta ya ha sido expuesta a condiciones de deterioro en varias ocasiones anteriormente el proceso de recuperación no será efectivo.

Total
24
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Estas son las 5 plantas que debes evitar tener en tu jardín si tienes perros o gatos

Siguiente artículo

8 ideas para tener una bonita y funcional habitación compartida entre hermanos

Related Posts