8 tipos de cactus que crecen bien en interiores

Cultivar plantas de interior puede ser una de esas tareas más divertida, llamativas y llena de magia. Las plantas llenan en el hogar un ambiente cálido, oxigenado, decorativo y natural. Uno de los principales desafíos a los que se enfrentamos al cultivar de plantas de interior, es que en el hogar no contamos con espacios húmedos como sucede en plena zona tropical, pero eso no será problema si acudimos a los cactus, son plantas de desierto que aman el aire seco y la temperatura ambiente.

La mayoría de cactus requieren poco mantenimiento y todo lo que necesitan es algo de sol y poco riesgo. Un cactus bien cuidado, puede llegar a prosperar en el hogar y dar flores de manera sorprendente. Hay variedades de cactus en texturas espinosas, que van a agregar encanto y elegancia cualquier espacio del hogar. Si estás buscando un cactus perfecto para el interior de tu hogar, te dejamos una lista de 8 especies que crecen muy bien en interiores y son hermosos.

1- Cactus de navidad

Tomada de: Freepik

Las hojas del cactus de navidad son lisas y segmentadas, acompañadas de espinas suaves que son redondeadas. Sus flores entre colores rosa, rojo, naranja y blanco son tubulares. Se trata de una planta que proviene de las selvas tropicales de Brasil, que crece de manera epífita, es decir que nace en las ramas de otros árboles.

Los cuidados básicos de esta planta es un riesgo moderado, una luz filtrada y que se ubique a una temperatura baja entre 10 y 20 °C.  Con la llegada del invierno podrían aparecer flores.

2- Cactus de anciana, cacto

Tomada de: Pinterest

Esta es una planta que necesita luz brillante, su riego es quincenal a mensual y las variedades de flores aparecen en color rosa. Mammillaria hahniana es su nombre científico, sus flores forman pequeñas colonias de esferas de más o menos de 10 pulgadas de alto, que sobresale por pequeños pelos y espinas blancas. Se pueden ver flores rosadas  con una corona sobre la cabeza.

Todo lo que debes hacer para cultivar este cactus, es plantarlo en una mezcla arenosa para macetas y regarla cada 2 semanas en invierno, debe hacerse mensualmente.

3- Árbol de leche africano

Tomada de: Freepik

Es un cactus conocido como la planta de la catedral, puede crecer a más de 8 pies de altura, pero su crecimiento es lento, en interiores no crece mucho. Sus pequeñas hojas verdes crecen con espinas en tallos, como los rugosos, y en su gran variedad, las hojas en de color púrpura rojizo.

Entre sus cuidados esta regar dos veces al mes, darle pleno sol, pero a sombra parcial y garantizar un buen drenaje. La Eurphobia trigona, es de las especies más fáciles de cultivar y tú te sentirás como toda una jardinera.

4- Cactus de alas de ángel

Tomada de: Freepik

Opunta albispina, es un cactus que se le conoce como ala de ángel o cactus de orejas de conejo, es una planta de la familia de las tunas, que crece en grupos de pelos espaciados que de manera uniforme, da lugar a espinas muy afiladas. Esta planta que es nativa de México, no supera los 2 pies de alto y se podría considerar como uno de los cactus más pequeños de interior que podemos encontrar, pero que es muy popular.

Entre sus cuidados está darle pleno sol y que dentro de su riego sea húmedo, pero no en exceso. Las flores se caracterizan por un color amarillo pálido, y ¿Puedes creer que borra frutos comestibles?

5- Cactus barril

Tomada de: Freepik

Ferocactus es su nombre científico, pues se le conoce como cactus feroz ya que está cubierto de espinas largas y rígidas, que sirven para proteger su pulpa que es comestible y jugosa. Algunos pueden alcanzar una altura máxima de ocho a diez pies, cuando se cultivan al aire libre, pero puede vivir muchas décadas. Su riego es escaso, debe recibir pleno sol a parcial y el drenaje, necesita una mezcla para macetas que sea suelta y arenosa.

6- Gorra de obispo

Tomada de: Pinterest

Es conocido también como cactus de estrella,  funciona perfecto para decorar espacios como oficinas, habitaciones o salas de estar. Sus púas rígidas cubren esferas que son estriadas, que si alcanza varios pies de altura, podría considerarse una planta interior potencialmente grande. Estas plantas son capaces de desarrollar una capa blanca escarchada, que funciona como mecanismo de defensa si padece alguna enfermedad.

Sus cuidados comprenden plena luz del sol con condiciones cálidas y poca frecuencia de riego.

7- Cactus saguaro

Tomada de: Pinterest

Este es un tipo de cactus que crece comúnmente en el desierto de sonora, su altura marca el paisaje. ¡Pueden durar hasta dos siglos! Aunque su floración tarda 40 años.

Entre sus cuidados que necesitan comprenden luz, tanto como sea posible, regar con moderación una vez al mes o cada 15 días.

8- Cactus de cola de rata

Cactus de cola de rata

El cactus Aporocactus flagelliformis, conocido también como cola de rata, luce muy bien junto a tus ventanas o una cesta colgante de interior. Sus flores relucen por colores vibrantes como magneta, y se le ha dado incluso un uso medicinal. Los tallos de esta planta, pueden arrastrarse hasta 3 pies, por ello necesita una canasta colgante que sea grande. Su riego es regular y necesita de luz directa.

Total
18
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

4 trucos para hacer florecer una suculenta collar de perlas

Siguiente artículo

Trucos para hacer que tus anturios florezcan más rápido

Related Posts