Graptopetalum Bronze. Cuidados, plagas y propagación

Las suculentas son una de las mejores opciones para tener en casa, pues existe una gran variedad, con colores y formas muy lindas. Además, se pueden tener en macetas para ubicar en diferentes espacios y por lo general, no requieren de muchos cuidados. A continuación, hablaremos sobre una especie interesante, su nombre es Graptopetalum Bronz. Conocerás acerca de sus principales necesidades, también sobre la forma de propagación más común, las plagas y enfermedades.

Cuidados básicos de la Graptopetalum Bronz

Instagram: @suculentasdajuuh

Luz solar

  • Requiere de luz brillante. Si no recibe suficiente luz solar, provocaría un tallo alto, débil y tendrá menos hojas. Además, la planta se vuelve menos resistente a las enfermedades. Pero, si ubicas a la planta en una zona bien iluminada mejorará con el tiempo.
  • El sol intenso del verano puede llegar a quemar las hojas y tallos, por lo que durante esta temporada la recomendación es mover la maceta al interior o usar una sombrilla.
  • También evita la luz solar directa después de regar, ya que puede quemar las hojas.

Suelo

  • El suelo se divide en 3 capas: la capa hidrofóbica inferior, la capa intermedia de siembra y la la capa superior. La primera capa va en el fondo de la maceta, sirve para evacuar el exceso de agua y con ello evitar que las raíces se pudran. Por ejemplo, puede estar hecha de piedra volcánica, ceramsita, incluso la escoria de carbón es una buena opción.
  • La capa media fija a la planta y le proporciona los nutrientes necesarios para su desarrollo. Para ello, podrías comprar tierra para suculentas o preparar una mezcla tú mismo.
  • La parte superior sirve como decoración y fijación de la planta. Entre las opciones está el guijarro blanco, suelo akadama, suelo de kanuma.

Temperatura y agua

  • No tiene una buena resistencia al frío excesivo. Si vives en una zona fría, lo que se aconseja es no plantar directamente en el jardín, en su lugar usa una maceta, de modo que puedas moverla al interior para evitar su congelación o muerte.
  • En el verano e invierno se debe reducir el riego, pues entra en periodo de latencia.
  • Por lo general, las hojas arrugadas son producto de la escasez de agua.

Fertilizante

  • Puedes aplicar un poco de fertilizante de liberación lenta a inicios del verano, pero si no deseas usarlo está bien, son plantas que están acostumbradas a vivir en un medio pobre.
  • Evita fertilizar en la latencia, ya que muchos nutrientes sin absorber afectan su crecimiento.

Trasplante

  • Para que la planta crezca mejor es necesario trasplantarlas. Esto se hace en primavera y otoño, pero antes de iniciar debes dejar de regarlas por algunos días. Cuando la tierra se seque golpea un poco la maceta o usa un cuchillo para poder separar la tierra. Ahora tira con cuidado de la planta hacia arriba, para sacarla de la maceta y plantarla de nuevo.
  • Evita plantar diferentes suculentas muy juntas, pues esto puede afectar su crecimiento. Por ejemplo, algunas plantas requieren de agua en el verano, mientras que otras no, así que, al regar a una de ellas, la otra podrá enfermarse por riego en exceso.

Propagación

  • La forma más común es usando hojas, por lo general en primavera y otoño. Lo primero que debes hacer es seleccionar una hoja entera de una planta sana, después colócala en un suelo ligeramente húmedo (la base de la hoja tiene que estar cerca del suelo).
  • Requiere de una temperatura adecuada (25 ºC), además de luz brillante y dispersa.
  • Pasadas 1-2 semanas podrás notar que crece un brote en la base de dicha hoja.

Plagas y enfermedades

  • Cuando se vean los primeros signos de enfermedad, se aconseja aislar a la planta. También debes cortar la parte enferma y untar en la herida polvo de azufre o carbendazim, para evitar una infección secundaria. Después, rocía la planta con una mezcla de carbendazim y agua.
  • Al momento de adquirir plantas también asegúrate de que no sean portadoras de plagas. Entre las plagas más comunes están los pulgones, ácaros, escamas y mariposas blancas.
  • Si el problema de plagas es menor podrías lavar la planta o recogerla de forma manual, de lo contario, usa pesticidas para suculentas. Imidacloprid y avermectin son opciones efectivas.
  • Recuerda seguir muy bien las instrucciones de los productos a usar, ya que, si la concentración no es la adecuada o muy alta, podría hasta matarla.
  • Si la plaga se oculta en el suelo, remplázalo con tierra nueva o puedes sumergir el fondo de la maceta en un pesticida líquido por 1-2 minutos.

Total
30
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Articulo anterior

Conoce la suculenta Agave Victoria Reginae o agave de la reina Victoria

Siguiente artículo

Evita que tus suculentas se sequen al viajar con estos trucos

Related Posts