Raras plantas suculentas en forma de corazón: haz crecer el amor desde cero

Las plantas suculentas son muy conocidas por tratarse de especies muy llamativas, elegante y lindas, perfectas para adornar nuestro hogar, oficina o jardín. Algunas tienen hojas bulbosas, con pequeños brotes que son perfectas para plantarlas, incluso en una ventana. Las variedades de flores y diseños, además de colores, son muchos y sus tamaños varían. Pero tal vez no conozcas sobre las suculentas de corazón, que resultan muy encantadoras y la preferidas para las mujeres románticas, que aunque parezcan raras, su forma de corazón nos ayudan a crecer el amor desde cero, resultando un regalo perfecto para tu pareja o amigas.

Los corazones en cualquiera de sus presentaciones, son hermosos y directamente están relacionados con el sentimiento del amor y no vas a creer, pero algunas suculentas, tienen forma de corazones espectaculares, como sacados de dibujos animados, que en la realidad son hermosos. A continuación te dejamos unas suculentas en forma de corazones, que seguro te van a encantar, para que cultives en tu hogar y hagas que el amor crezca desde cero.

Conophytum bilobum

Tomada de: Pinterest

Como el resto de suculentas, esta es una planta muy fácil de cuidar. Todo lo que debes hacer es colocar la planta en una maceta con buen drenaje, en un lugar donde pueda recibir luz del sol, hacia semisombra, pero durante algunas horas en el día. En cuanto al riego, lo debes hacer muy poco y no en exceso, sus flores pueden brotar muy pequeñas y de acuerdo al entorno en el que se encuentre, en especial en los meses de invierno y otoño. Es una planta originaria de Sudáfrica y es muy llamativa por su forma de corazón. En otras partes del mundo, se consideran semillas raras, por lo que es muy difícil obtener esta planta, pero anímate a cultivarla en tu hogar y obtener una planta hermosa en forma de corazones pequeños.

Su sustrato puede variar entre arena gruesa y piedritas, para un buen drenaje, porque incluso puede llegar a crecer en zonas boscosas y fácilmente en macetas. Su ciclo de vida es regenerativo, en verano comienzo la inactividad formando un cuerpo nuevo dentro de los lóbulos viejos y su periodo de crecimiento, que solo necesita un mínimo de agua, comienza entre otoño e invierno. La temperatura perfecta podría estar entre los 10 y 12 grados centígrados, tratándose de una planta de época de invierno, donde es más activa hasta fines de primavera.

Hoya Kerri

Tomada de: Pinterest

Continuamos con esta planta en forma de corazón, que también es muy apetecida en los hogares. Se trata de una planta tropical, epífita, lo que quiere decir que crece en troncos y ramas de los árboles, que también se da en forma de enredadera y su crecimiento es muy lento. Sus hojas planas y anchas varían entre colores verdes y amarillo hacia sus alrededores, todo dependiendo del entorno y clima en el que crezca.

Su desarrollo puede soportar temperaturas mínimas de 5 grados centígrados y máximas hasta de 30, es una planta que necesita bastante humedad y es importante su riego, pero no en exceso. Generalmente la floración de estas plantas se da en verano, pero si es cultivada en interiores y recibe óptimas condiciones, puede llegar a florecer en todo el año. Por ello, sí optas por dejarla en habitaciones o en tu oficina, hazlo en un espacio con mucha luz, aunque no sea directa. Respecto a su denaje, debe ser enriquecido con materia orgánica y en macetas pequeñas, para valorizar el formato del corazón.

Ceropegia Woodii

Tomada de: Pinterest

Esta planta suculenta se puede conseguir de esquejes y plantarlos en una maceta grande, que puede crecer en ramas colgantes, ya que se trata de una planta trepadora. Sus hojas son pequeños corazoncitos, que se extienden a lo largo de sus tallos y parecieran un collar de corazones o un rosario, por ello se le conoce como “Rosario de corazones”, “collar de corazones o enredadera rosario”. Sus tallos son rastreros o colgantes, que en condiciones óptimas, pueden alcanzar hasta los 4 metros de longitud. Sus hojas son pequeñas alcanzan los 2 cm máximo, y sobresalen por sus colores verdes y rosa alrededor de cada hoja.

El agua de esta suculenta se almacena en las raíces, que salen de un tubérculo redondo, aunque los tallos también puede formar pequeños tubérculos aéreos, que por supuesto también tienen reservas de agua. Su fertilidad se da con facilidad cuando el sustrato toma contacto con los tubérculos. Se pueden cultivar al aire libre en clima cálidos, y no es recomendable temperaturas que sobrepasen los 10 grados centígrados. Si vives en un clima frío, estas plantas se cultivan en espacios interiores, donde no les dé mucha luz y con sustrato poroso, para drenar bien. Debes regarla muy poco, cuando ya veas la tierra seca.

Total
2K
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Articulo anterior

Estas velas con forma de suculenta se ven bonitas y hacen que tu hogar huela increíble

Siguiente artículo

10 plantas sedum que puedes tener como plantas de interior

Related Posts