6 Plantas tropicales: Exóticas, llamativas ¡y perfectas para cualquier interior!

Tu hogar cobrará vida con una de estas maravillosas plantas.

Las plantas tropicales son una excelente elección para decorar si buscamos dar vida a un espacio. Este tipo de planta resalta por su exuberancia, su textura salvaje, su variedad de formas inusuales y sus llamativos colores. Además tiene la capacidad de transportarte a una selva tropical, lo cual aporta relajación al ambiente.

Recuerda que tendrás dentro de casa una planta que no pertenece a este entorno. Deberás recrear las condiciones climáticas del hábitat al que pertenece. Las plantas tropicales suelen necesitar un buen drenaje, riego ligero y buena ventilación e iluminación.

A continuación te contaremos cuáles son las mejores plantas tropicales y exóticas para tener en el hogar. Así como los cuidados que debes aplicar para su crecimiento.

Mejores plantas tropicales para interiores

1. Ave del paraíso

La Strelitzia reginae es una planta herbácea reconocida por su llamativa forma que emula a un ave con su forma y llamativos colores. Esta planta necesita buena iluminación para crecer, por ello debes evitar plantarla en áreas bajo la sombra. No aguanta temperaturas muy bajas, su temperatura ideal está entre los 12 y los 25 grados centígrados.

El riego de la planta ave del paraíso debe ser leve pero frecuente. Evitando siempre el encharcamiento, no debes permitir que su sustrato se seque. Riega cada 24 o 48 horas durante el verano y cada 72 horas durante el invierno.

Usa fertilizantes justo antes de la floración, empleándolo cada 15 días. Debe contener nitrógeno, potasio y magnesio.

2. Bambú

El bambú es una planta gramínea de tipo perenne. Se destaca por su óptimo crecimiento en zonas de clima tropical y subtropical. Esta planta debe ser regada dos veces por semana en climas templados, se debe evitar ahogar las raíces. En los climas calurosos, el riego debe realizarse tres a cuatro veces por semana. La tierra debe permanecer húmeda si el bambú se encuentre en el suelo.

El bambú no necesita demasiada luz solar. Lo ideal es ubicarlo en un área que reciba tanto luz como sombra, para evitar que la planta se marchite o se manche. Esta planta se renueva cada año, pues durante la primavera echa nuevos brotes. Por esta razón la poda debe realizarse durante esta temporada.

3. Palmera

La palmera es una planta originaria de la familia de las aracaceas. La palmera ubicada en interiores debe recibir abundante luz solar, que puede ser indirecta. Lo mejor es ubicarla en una zona de la casa como un balcón o patio, también puedes colocarla cerca de una ventana, donde le llegue la luz de manera tamizada.

La palmera necesita riegos esporádicos si está en interiores pues el sol actúa evaporando el exceso de agua en la tierra. Antes de regar verifica que el sustrato esté seco. Al regar humedece la totalidad del sustrato y revisa que se esté realizando correctamente el drenaje. El exceso de agua puede causar hongos y la pudrición de las raíces, particularmente en interiores.

El terreno en el interior debe ser suelto y bien drenado. Aunque algunas palmeras prefieren la tierra húmeda, las raíces no deben estar ahogadas. Puedes usar el mismo sustrato para que se usa para cactus y suculentas.

4. Heliconia

La heliconia es una planta herbácea rizomatosa y erecta. Puede alcanzar una altura de 3 a 10 metros según la especie. Para mantenerla bella debes ubicarla en una habitación muy iluminada, con alta humedad y sin corrientes de viento. Puedes propiciar la humedad con un humidificador o poniendo recipientes con agua cerca de la planta.

La heliconia necesita un suelo rico en materia orgánica, un poco ácido y con buen drenaje. Puedes mezclar 60% de mantillo con 30% de perlita y 10% de humus de lombriz.

Esta planta no tolera la sequía, por lo cual es importante brindarle un buen nivel de riego. Pero sin excederse para evitar el encharcamiento.

5. Hibiscus

Esta planta es un arbusto de hoja perenne, que puede alcanzar una altura de 5 metros, pertenece a la familia Malvaceae. El riego del hibisco debe ser abundante en el verano, la cual es su temporada de floración. Se debe mantener el suelo húmedo, claro está, evitando los encharcamientos con un buen drenaje. Durante el invierno necesita muy poca agua. En interior se debe pulverizar las hojas de manera frecuente.

La mejor temperatura para el hibisco está entre los 13 y los 21 grados centígrados. Por otra parte debes podar al comienzo de la primavera, evitando hacerlo durante las temperaturas más bajas. Puedes recortar los brotes del año pasado y retirar las ramas muertas y dañadas. También puedes hacer una poda de limpieza eliminando ramas viejas.

6. Violeta africana

Pink Saintpaulia. A few flowers. Indoor plant. Home interior and comfort.

Esta planta puede encontrarse en múltiples colores, como el azul, blanco, morado, lila, violeta y rosado. Es originaria del África Tropical. Existen 25 especies registradas en el género Saintpaulia y la violeta africana es la especie más reconocida.

Las violetas africanas prefieren los lugares iluminados, lo cual beneficia que la floración sea constante a lo largo del año. Si notas que deja de florecer debes acercarla a un lugar luminoso, luego notarás la aparición de nuevos tallos florales.

Los riegos deben hacerse desde abajo, dejándola en un plato con agua durante algunas horas, después elimina el exceso de agua. Una vez la tierra esté seca, repetimos el procedimiento. Siempre evita el exceso de agua, ya que este activa un moho gris que acaba con la planta.

Total
226
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Suculenta cola de burro: cuidados, propagación y floración

Siguiente artículo

3 trucos caseros para limpiar la lavadora a profundidad para que no deje motas en la ropa

Related Posts