11 plantas que puedes cultivar cerca a una planta de tomate

Te contamos cuáles plantas son la mejor compañía para tus tomates.

En este artículo descubrirás cuáles plantas son las compañeras ideales para tus tomates. Te enseñaremos cuáles plantas se pueden cultivar juntas para incrementar tu cosecha, así como los cuidados que debes tener para mantener a tus tomates en su estado más óptimo.

Como los tomates son propensos a las plagas así como a los hongos, el cultivarlos en conjunto con ciertas plantas, es decir, hacer un cultivo mixto, los protegerá de riesgos potenciales, lo cual resultará en frutos más grandes y jugosos. Recuerda que tener un bello jardín y un buen cultivo depende de las estrategias que manejes para conseguirlo.

A continuación te presentamos las compañeras perfectas para tus tomates.

Albahaca

La albahaca es una planta originaria de Asia, magnífica como condimento y una compañera ideal para sembrar junto a tus tomates, ya que mantiene alejadas a las moscas, orugas y polillas, que pueden comerse las hojas y frutos de tu planta.

Cebollín

Esta planta que pertenece a la familia de la cebolla y el ajo, sirve para mantener alejadas plagas como los ácaros, los nemátodos (conocidos como gusanos redondos), y los áfidos o pulgones.

Tomillo

El cultivar tomillo cerca de tus tomates ayuda a atraer insectos benignos, a la vez que ayuda a reducir la cantidad de larvas de oruga que puedan aparecer en tus plantas. Además es una planta con bondades antiespasmódicas y expectorantes.

Perejil

El perejil, planta proveniente del mediterráneo oriental, sirve como protector del suelo donde tienes sembrados tus tomates. Adicionalmente funciona como un “señuelo” para que las moscas u otros insectos que puedan comerse tus plantas de tomate, se alimenten del perejil y no afecten tus frutos.

Eneldo

Las flores de esta planta herbácea son muy beneficiosas puesto que atraen insectos polinizadores, al ser una excelente fuente de néctar. Esto mismo hace que las plagas prefieran comerse sus flores, evitando alimentarse de tus plantas de tomate.

Hinojo

Esta planta aromática y perenne, atrae todo tipo de polinizadores, así como pasa con el eneldo. Es también una buena defensa ante los áfidos o pulgones, que son los insectos fitopatógenos.

Cilantro

Las flores del cilantro, coriandro o culantro europeo, son una gran fuente de néctar. Esto atrae polinizadores, así como también insectos depredadores que se alimentan de las plagas que acechan al tomate.

Lechuga

La lechuga es una gran aliada puesto que sirve para proteger el suelo. Adicionalmente, ayudan a retener la humedad del sustrato y eliminar las malezas. El tomate sirve como fuente de sombra para la lechuga,así que ambas plantas se ayudan mutuamente.

Pepino cohombro

El cohombro produce ácido cinámico. Este compuesto es esencial para disminuir la capacidad que tienen las malas hierbas para crecer. Es por esto que puede ser beneficioso sembrarlo junto con tus tomates.

Caléndula

Las caléndulas reducen la presencia de gusanos, a la vez que evitan que haya nemátodos en tus plantas. Atraen insectos polinizadores con sus flores. Adicionalmente, estas plantas son conocidas por las propiedades medicinales que se les atribuyen, así que no tienes pérdida al sembrarlas una junto a la otra.

Ajo

El ajo, que ya todos conocemos por ser comestible y un aliado que no falta en ninguna cocina para darle sazón a nuestros platos, también sirve para repeler plagas como los ácaros rojos. El rociar nuestras plantas de tomate con una mezcla de agua con ajos también ayudará a combatir los hongos.

Plantas enemigas de tus tomates

Los tomates no tendrán un crecimiento ideal si son sembrados junto con berenjenas o pimentones (pimientos), debido a su necesidad de nutrientes. Las papas en particular, al sufrir de las mismas enfermedades que el tomate, no ofrecen protección y en caso de que una plaga caiga sobre tus plantas, se esparcirá con mayor rapidez.

Los frutos secos liberan un compuesto químico conocido como juglon, que tiene el efecto de atrofiar otras plantas que crezcan a su alrededor.

Beneficios de un cultivo mixto

El tener diferentes niveles de vegetación en tus cultivos de tomate ayuda a proteger el suelo, reducen la evaporación rápida de la humedad en los días más calurosos. También sirven para combatir la erosión producto de vientos o lluvias muy fuertes. Ahorrarás espacio mientras obtienes los beneficios individuales de cada planta. Finalmente, proveen nutrientes para las próximas plantas que decidas sembrar.

Las plantas que te acabamos de mostrar de seguro harán un equipo perfecto con tus plantas de tomate. Adicionalmente, no competirán con tus plantas por los nutrientes del suelo y servirán de protección para que tu cosecha crezca sin problemas.

Con la elección correcta de plantas vecinas, lograrás efectos positivos tanto para tus plantas como para el suelo en donde están sembradas. Obtendrás un tipo de “simbiosis” en donde ambas partes se verán beneficiadas.Intenta sembrarlas y notarás la diferencia en tus cultivos.

Total
72
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

5 trucos para acabar con las plagas de tu rosal

Siguiente artículo

Tips para hacer florecer una planta cuna de Moisés

Related Posts