Aprende a trasplantar una suculenta colgante sin dañarla

Las mujeres somos amantes de las plantas, eso debemos admitirlo. Las plantas pueden embellecer de manera sorprendente nuestra casa, oficina, terrazas o simplemente hacer parte de un bello jardín en nuestra casa y es que la jardinería, resulta un oficio muy agradable, entretenido y amigable para nuestra salud. Las plantas nos pueden transmitir emociones y sentimientos positivos y nosotras llegar a darles un valor muy preciado.

Hoy hablaremos específicamente las suculentas. Son plantas ornamentales que sus tamaños, formas y colores, pueden variar, son fáciles de mantener ya que ellas mismas conservan humedad para su conservación. Según el feng shui, las suculentas pueden aportar armonía y protección en un lugar, son purificadoras de energía negativa y su nombre está relacionado con el agua ya que pueden retenerla lograrse adaptar a cualquier espacio.

Trasplanta tus suculentas de manera correcta

Hay algo importante que necesitas saber a la hora de trasplantar una suculenta, y es que no debes hacerlo en su periodo de actividad, es decir, debes hacerlo cuando no esté creciendo activamente, ya que puedes dañar su ciclo de crecimiento. También debes evitar transplantarla cuando inicie su periodo de floración, pues la planta va a necesitar nutrientes para este proceso y al transplantarla, lo que vas a hacer es debilitarla. Te traemos unos tips para que puedas transplantar una suculenta colgante, proceso que debes hacer de una a dos veces al año para que se pueda mantener saludable.

Tips para trasplantar una suculenta colgante sin dañarla

  • Debes escoger una maceta que sea un poco más grande que la planta, para que tenga el espacio adecuado para su crecimiento.
  • Es opcional, pero puedes cubrir los orificios de drenaje de la maceta. Acude a un material poroso.
  • Coloca máximo 5 cm de tierra en el fondo de la nueva maceta.
  • Debes tener mucho cuidado al retirar la planta de la maceta, evita partir sus hojas o raíces.
  • Siempre es importante que recojas los zarcillos y los coloques en la parte superior, así evitarás cualquier daño en la suculenta a la hora de transplantar.
  • Antes de plantar la nueva maceta, aflójale las raíces con los dedos y en caso de que se muy gruesa, puedes cortar 2 cm del cepellón, en especial las que estén enredadas. Hazlo con un cuchillo para que se estimulen el crecimiento de raíces. En caso que estás sean pequeñas, no cortes.
  • Cuando ya tengas la suculenta plantada en la nueva maceta, asegúrate que quede en el medio, en posición vertical. Luego, vas a rellenar alrededor del cepellón con la nueva mezcla de tierra.
  • Una vez esté plantada en la nueva maceta, no vayas a regarla de inmediato, debes esperar por lo menos una semana para que la suculenta asiente, y ahí sí procedas a remojar con agua.
  • Te sugerimos que transplantes tu suculenta cada dos años, cambies la mezcla de tierra y renuevas el sustrato. Así podrás disfrutar de tú suculenta colgante sana y llena de vida.
  • Por tratarse de suculentas, plantas húmedas, lo recomendable es trasplantar a una maceta de barro que absorbe de mejor manera a través de sus poros debido a su material. Las de plástico tienden a almacenar agua fácilmente.

¿Cuándo trasplantar una suculenta?

Hay momentos exactos para que puedas trasplantar tu suculenta, a continuación te indicamos cuándo hacerlo, toma nota.

¿La suculenta ha crecido demasiado? ¡Es hora de transplantarla!

Estas plantas necesitan espacios acordes a su tamaño. Aunque generalmente se plantan en macetas pequeñas, en relación a su tamaño, cuando la planta ya se ve grande, de manera desproporcionada a su contenedor, debes transplantarla de inmediato.

El agua drena muy rápido

Y te puedes dar cuenta por los orificios de drenaje. Además vas a ver que el sustrato se seca más rápido de lo normal, esto debido a que las raíces están demasiado largas y necesita ser trasplantada a otra maceta más grande, y si es necesario cortar las raíces.

Cuando veas presencia de hijuelos

Tu suculenta puede llegar a tener muchos hijuelos, y esto hará que no tenga suficiente espacio para crecer. Lo que vas a hacer, es trasplantar solo los hijuelos a otra maceta con más espacio y que estos puedan crecer libremente.

La suculenta no tiene buena imagen ni aspecto

Es posible, que a pesar de que le suministres todos los cuidados a tu planta, esta se puede ver deteriorada y poco sana, puedes darle vida, renovando el sustrato, cambiando la maceta y la mezcla de la tierra, allí podrás observar su crecimiento.

Total
33
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Cómo cultivar fresas en macetas

Siguiente artículo

Consejos para que tu ropa huela como nueva usando vinagre

Related Posts