Aprende a cuidar y hacer florecer un senecio fulgens

La naturaleza nos ofrece cientos de posibilidades en cuanto a plantas se refiere, pues son muchas las especies y tipos, que incluso podemos tener en nuestro hogar. Nosotras mismas podemos cuidarlas y hacer florecer, y tenemos que confesar que muchas somos amantes de la jardinería, esta es una actividad a la que no nos podemos negar. Son muchos los beneficios de tener plantas en nuestro hogar, además de adornar de manera increíble y natural cualquier espacio. Hoy te vamos a enseñar no solamente a cuidar. sino también hacer florecer un Senecio Fulgens, una planta que está de moda y es tendencia en los hogares.

¿Qué tipo de planta es el Senecio Fulgens?

El Senecio Fulgens, es un tipo de planta que se clasifica entre las suculentas herbáceas, de la familia Asteraceae. Es uno de los géneros más complejos de esta familia, pero se incluye dentro de cientos de especies que pueden diferir de gran manera su morfología. Es nativa de Sudáfrica, donde crece de manera silvestre, pero gracias al valor ornamental que se le ha dado, se ha hecho presente en muchos países. Es un tipo de planta que es utilizada en macetas, para adornar cualquier espacio.

Sus hojas planas y alargadas, que pueden medir entre 10 y 16 cm de largo, tienen bordes ligeramente aserrados y además son muy carnosas. Pueden formar rosetas entre los 40 y 60 cm de altura y son capaces de dar vida a grandes ramificaciones, que originan nuevas rosetas.

Este tipo de suculenta origina flores que son todo un espectáculo y pueden aparecer en casi todo el año si las condiciones climáticas son óptimas y se lo permite a la planta.

Estas flores se dan en capullos pequeños y cilíndricos, pero con un gran número de pequeñas flores en un rojo brillante. La floración empieza a formarse en un largo del tallo floral a más de 30 cm, que surge de las axilas de las hojas o en la base de la roseta. Una planta por sí sola puede llegar a tener de uno a cinco tallos florales, que presenta pequeñas hojas, aunque son muy pocas y van lo largo con la inflorescencia en el ápice.

Cuidados para la senecio fulgens

Tomada de: Pinterest

Como todas las suculentas, la senecio fulgens es muy fácil de mantener y hacer florecer, incluso en un jardín. Pero puede ser susceptible a bajas temperaturas que pueden resultar fatal. A continuación te dejamos unos cuidados importantes, para que puedas cuidar y florecer tu planta.

1- Sustrato

En cuanto al sustrato, es importante que tenga óptimas condiciones de aire y drenaje, sus suelos no pueden ser llenos de agua ni muy compactos, porque van a pudrir la planta. Es una suculenta muy tolerante en cuanto al tipo de sustrato.

2- Temperatura

Es una planta que necesita de un clima cálido, ya que se trata de una suculenta tropical. Debe ser un ambiente que no sea inferior a los 10 grados centígrados, ya que puede dañar los tejidos de los tallos, además de las raíces, y los hongos llegarán atacar el rizoma y así pudrir la planta. En pocas palabras, se recomienda un rango de temperatura entre los 18 y 30 grados centígrados, más bien se trata de una planta que necesita suficiente calor.

3- Iluminación

La luz también es importante para el adecuado desarrollo de la planta y que pueda crecer en una dirección exacta, aunque no necesita mucha para florecer y que sea saludable. No debes exponerla directamente al sol, pero si puedes ubicarla a semisombra, de manera que se proteja del sol intenso y evites quemaduras graves en las hojas. El exceso de sombra tampoco es recomendable para que pueda florecer, pues será desproporcionado su crecimiento.

4- Poda

El ápice de la roseta se puede podar de manera que incentivamos la ramificación en la planta, tal como sucede con el caballo en las mujeres cuando le quitamos las puntas.

5- Riego

La frecuencia del riego en el sustrato, se debe hacer cuando esté totalmente seco y encontrar un equilibrio de humedad, para evitar pudriciones. Sabemos que las suculentas, pueden sobrevivir a largos periodos de sequía y es mejor regarla de vez en cuando y no muy seguido.

6- Propagación

La multiplicación de esta planta es muy fácil, por la división de las rosetas como producto las ramificaciones. Puedes germinar a partir de semillas en un sustrato húmedo y arenoso. Es importante que el ambiente climático no supere una temperatura de los 25 º C.

7- Plaga y enfermedades

Caracoles, cochinillas y pulgones, pueden llegar a atacar esta planta o incluso algunas aves, si la tienes en un ambiente exterior, pero el principal enemigo son los hongos, por eso es importante que mantengas un suelo de buena calidad.

Total
261
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Cómo cuidar plantas echeverias: ¡Un jardín de suculentas lleno de color!

Siguiente artículo

Suculentas en forma de rosas que puedes tener en tu jardín

Related Posts