Aprende a hacer injerto de aguacate hass

El aguacate es una especie arbórea del género Persea y es originario de Mesoamérica, aunque en la actualidad se cultiva en todo el mundo. Es uno de los alimentos más populares y esto es gracias a su increíble sabor, textura, nutrición y versatilidad, en especial el aguacate haas, que se diferencia de los demás por su piel rugosa y color oscuro. Sin embargo, es una especie de crecimiento lento, puede tartar bastantes años en dar frutos. Es por esta razón que el injerto se ha convertido en el método de propagación más utilizado para favorecer la fructificación y poder acortar ese tiempo.

Pasos para el injerto de aguacate hass

¿En qué consiste el injerto? Básicamente, se trata de la unión de una porción de tejido vegetal con otra ya establecida a la que se le llama pie o portainjerto, permitiendo que crezcan y se desarrollen como un solo organismo. Sin embargo, esto solo se puede hacer entre especies relacionadas.

De hecho, el injerto es el método más utilizado para la propagación de plantas de valor comercial, ya sean frutales u ornamentales. Esto se debe a que muchas plantas son de producción lenta e injertarlas disminuye el tiempo para que empiece a dar frutos. Además, al injertar se aprovecha la mejor resistencia y adaptación que ha tenido el portainjerto en el entorno, logrando cultivar una planta que por sí sola quizás no sobreviviría o se desarrollaría bien.

¿Cuándo injertar aguacate?, la mejor época del año es la primavera, mientras que la temperatura ideal se encuentra entre los 15 °C y 30 °C. Aunque existen muchas técnicas de injerto, en esta ocasión será un injerto de yema en T. A continuación, están todos los pasos que debes seguir.

Primero

  • Empieza por esterilizar tus herramientas, por ejemplo, puedes remojarlas en alcohol o un limpiador doméstico, luego déja secar al aire libre. También es bueno usar guantes y gafas.
  • Después, escoge los brotes de un árbol de aguacate que esté saludable, los mejores cogollos se encontrarían cerca de los extremos de las ramas. Entonces, corta las puntas de las ramas sanas, que tengan 15 cm de largo y varios brotes.

Segundo

  • Agarra de 6 a 8 esquejes o palitos de cogollos, luego envuélvelos con toallas de papel húmedas y déjalos en un tazón con hielo para que se mantengan húmedos y fríos.
  • Por otro lado, realiza un corte en forma de T en una rama del árbol en el que se hará el trasplante o injerto, que sea a 12 pulgadas (30 cm) del tronco.
  • La parte más larga de la T, debe tener aproximadamente 1 pulgada (2,54 cm) de largo.
  • Realiza un corte transversal más corto, pasando 1/3 a través de la rama.
  • Gira un poco el cuchillo para alejar la corteza de donde están los dos cortes.

Tercero

  • Revisa los palitos que dejaste en el tazón, luego elige un cogollo sano y córtalo, iniciando con 1/2 pulgada (1,27 cm) por debajo del cogollo y finalizando 3/4 de pulgada más arriba.
  • El brote debe tener corteza y la capa verde (cambium), que está debajo de la corteza.

Cuarto

  • Traslada el brote que seleccionaste al portainjerto (la planta en la que se hace el injerto). Así que, desliza el extremo largo del brote en la parte larga de la T y ajústalo bien.
  • Cerciórate que el cambium del brote y el portainjertos logren tocarse entre sí.

Quinto

  • El paso siguiente será envolver el injerto, hazlo con una cinta de injerto.
  • La idea es que conectes la parte inferior y superior, pero no el brote.
  • A continuación, repite los pasos en diferentes zonas del árbol.
  • El último paso de todo el proceso de injerto será separar la banda elástica o cinta una vez que las articulaciones de los cogollos se curen y los brotes empiecen a abrirse. Esto sucedería dentro 3-4 semanas.

Recomendaciones

  • Lo ideal es que las plantas hayan sido regadas y fertilizadas una semana antes para que se encuentren en el mejor estado posible.
  • En los primeros días después de terminar el proceso de injerto, la planta estará sensible y lo más conveniente es proteger los esquejes de sol directo o de su exposición a muchas horas.
  • Finalizado el injerto, los cuidados se mantendrán de la forma habitual.
  • Como última recomendación, si el árbol se encuentra expuesto a demasiado sol, trata de pintar la rama con pintura blanca para jardinería, pues la protegerá de la luz del sol excesiva.

Si tienes dudas, este video puede ayudarte

Total
746
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

5 Plantas que no necesitan muchos cuidados para sobrevivir

Siguiente artículo

40 ideas para provechar las regaderas de latas viejas

Related Posts