Aloe nobilis o Aloe perfoliata, cuidados

La suculenta Aloe nobilis, también conocida como “áloe diente de oro”, es una suculenta muy singular y hermosa que pertenece a la popular familia de las suculentas del áloe.

El Aloe nobilis tiene hermosas hojas verdes con espinas doradas en el borde. ¡Esta suculenta tiende a parecer muy dañina, pero no lo es! También producirá hermosas flores rojas en el verano, lo que hará que está suculenta se vea aún más hermosa.

El Aloe perfoliata crece con bastante rapidez, puede crecer hasta 24 pulgadas de alto y 24 pulgadas de ancho. ¡Puede ser bastante grande! Crecerá más en el exterior que en el interior, todo por el espacio de cultivo que tiene en comparación con el interior.  

Aloe nobilis
Aloe nobilis o Aloe perfoliata, cuidados

Puedes cultivar está suculenta en interior o exterior, ¡tú eliges! Si quieres que crezca bastante en el interior, solo tendrás que trasplantarla en una maceta más grande cuando esté lista y crecerá más. 

También puedes cultivar el Aloe nobilis en cualquier lugar al aire libre, siempre que el clima sea cálido y adecuado para cultivar plantas suculentas. El Aloe perfoliata no es resistente al frío, así que no la cultives al aire libre durante el frío invierno, ¡se morirá! Durante la fría temporada de invierno, mueva la suculenta al interior y una vez que el clima se caliente, ¡muévala al aire libre si lo desea!

La suculenta áloe nobilis es muy fácil de cultivar y cuidar. Al final de este artículo, conocerá todos los requisitos exactos de crecimiento y cuidado para cultivar una suculenta aloe nobilis sana y feliz.

Cómo propagar Aloe nobilis, Aloe perfoliata o áloe dientes de oro

Para la propagación del aloe nobilis por hojas, simplemente gire suavemente y tire de la hoja muy suavemente del tallo. Es muy importante que obtenga la hoja completa y no deje que parte de la hoja se quede en el tallo.

Después de cortar las hojas del tallo, debe asegurarse de dejarlas reposar durante 2 a 4 días para que puedan formar un callo. Después de que las hojas hayan formado un callo, continúe y plántelas en un suelo suculento bien drenado.

Cuidado áloe Nobilis ‘Áloe diente de oro’

Suelo

El suelo que la suculenta perfoliata necesita tiene que ser un suelo suculento con 2 de los ingredientes de drenaje más rápido que existen: arena y perlita. La arena y la perlita protegerán tu Aloe Nobilis de la pudrición en la raíz. La pudrición de la raíz se conoce como la razón número 1 más común por la que una suculenta muere, y sucede con frecuencia.

Riego

Debes regar el Aloe Nobilis 1-3 días a la semana o cuando el suelo se vea o se sienta muy seco. Debe asegurarse de evitar el  riego excesivo para que no se pudra la raíz y mate su planta suculenta. Es importante usar el método de ‘remojar y secar’ y solo regar cuando la tierra se vea o se sienta muy seca. Esté atento a los riegos insuficientes y excesivos.

Contenedor

Es importante utilizar una maceta para suculentas con orificio de drenaje. Esto permitirá que el exceso de agua se drene por el fondo del orificio de drenaje, manteniendo la tierra seca y evitando el riego excesivo y la pudrición de la raíz. Es importante que su maceta suculenta tenga un orificio de drenaje, la mayoría de los cultivadores de suculentas experimentados saben que tener una maceta suculenta con un orificio de drenaje es imprescindible al cultivar cualquier suculenta. Si tu maceta suculenta no tiene un orificio de drenaje, ¡no hay problema!

Temperatura

El Aloe Nobilis no es resistente al frío, así que asegúrese de evitar cultivar está suculenta al aire libre durante la fría temporada de invierno. Evite cultivarla en temperaturas inferiores a 30 ° F (-1,1 ° C), morirá en temperaturas frías y heladas. Asegúrate de mover y cultivar Aloe perfoliata en interiores durante la fría temporada de invierno. Luego, puede volver a moverlo al aire libre una vez que el clima se vuelva más cálido. Asegúrate de cultivarla al aire libre en una maceta o contenedor suculento para que puedas moverla lo necesites. 

Ubicación

Plante el Áloe nobilis en un área que reciba al menos 6 horas de luz solar todos los días. Asegúrese de que esta suculenta reciba suficiente sol para que pueda crecer saludable, producir sus colores y evitar la etiolación. Si la cultivas en interiores, asegúrate de colocarla donde reciba suficiente luz solar. Si su casa no recibe suficiente luz solar, intente invertir en algunas luces de crecimiento.

Total
51
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo anterior

Cómo cuidar y cultivar moras en macetas

Siguiente artículo

Decoraciones navideñas con copas u otros recipientes de vidrio

Related Posts