Cómo hacer tu propio cultivo en casa

Tener tu propio huerto puede traer muchos beneficios, entre ellos conocer mejor los procesos de la naturaleza y mantener una alimentación más saludable, ya que tendrás diferentes alimentos al alcance de la mano y a menor precio. Así que, si estas interesado en la idea de cultivar desde casa, a continuación te daremos algunos tips para que obtengas los mejores resultados.

La recomendación es empezar por aquellos alimentos que sean de fácil cultivo o por lo menos informarse muy bien acerca de lo que quieres llevar a casa, de esta manera podrás saber si son los adecuados para el lugar en donde vives y por supuesto, para el espacio que tengas disponible.

Cultivo en casa

1- Ubicación

  • Es importante que las plantas reciban bastante luz, lo ideal es que sean 6 horas de sol.
  • Si no reciben suficiente luz solar, será complicado cultivar todo lo que quieras. Además, tendrás más problemas con las plagas y enfermedades.
  • También es clave que el suelo no se inunde, si después de llover observar charcos en la tierra, no es conveniente cultivar ahí. Para ello, la solución serían camas elevadas o cajones.
  • Entre más grande sea el espacio, las plantas se van a desarrollarán mejor, ya que las raíces tendrás la posibilidad de extenderse y la tierra permanecerá húmeda por más tiempo.
  • Cuando las plantas están muy juntas, competirán entre sí por la luz y los nutrientes.

2Riego

  • Regar las plantas debería convertirse en un hábito. Regar seguido ayuda a mantener la humedad, siempre que el suelo tenga buen drenaje para evitar los encharcamientos.
  • Las hortalizas necesitarán de un suelo húmedo para que crezcan sanas. Cuando la planta se deshidrata, las hojas se debilitan y aumenta el riesgo de plagas o enfermedades.
  • También hay que tener en cuenta que la frecuencia del riego depende de la temperatura y la cantidad de plantas que tengas. Así que lo mejor es revisar la tierra a diario para cerciorarse de que exista las humedad adecuada para el cultivo.
  • El mejor momento para regar es por la mañana y si el calor es intenso, es posible repetir el riego por la tarde, cuando el sol ha bajado.

3- Usar otros materiales

  • Como recomendación, el tamaño mínimo para una maceta de huerto es de 40 cm de largo, 30 cm de ancho y 25-30 cm de profundidad.
  • No es necesario que compres grandes utensilios para el cultivo, la recomendación es que sean materiales que ya tengas en la casa o que puedas adquirirlos en tu comunidad.
  • Por ejemplo, puedes usar los cajones de verduras. Algunos le llaman guacales y pueden ser de plástico o madera, así que no habrá problema con eso.

4- Compost

  • Si deseas empezar a cultivar en casa, lo mejor será tener un lugar para hacer el compost. Estos son los desechos vegetales que una vez descompuestos se transforman en tierra y son el principal abono de la huerta. Incluso, puedes empezarlo antes de cultivar.
  • De esta manera podrás aprovechar los restos de vegetales de la cocina y con el tiempo, también los restos de vegetales de la huerta.

5- Plagas

  • La aparición de plagas es inevitable, ya que es parte de la naturaleza.
  • La prevención es clave, por lo que a diario debes salir a revisar las hojas para tratar de identificar la plaga y actuar a tiempo. Al principio puede que sea un poco complejo, pero después podrás saber con facilidad lo que sucede.
  • La que se aconseja es que siempre tengas jabón potásico, este es un insecticida ecológico que te servirá para muchos tipos de plagas. Si no puedes adquirirlo, existen opciones caseras, como el agua jabonosa.

Insecticida casero para plantas

  • Necesitas una barra (200 g) de jabón puro, sin perfume y aditivos.
  • Pártelo y agarra 1/4 o 50 gramos, después pícalo y agrégalo a un recipiente que sea resistente al calor. Ahora vierte 1 litro de agua hirviendo, revuelve y deja reposar.
  • Entre más caliente esté el agua más rápido se va a disolver el jabón.
  • Pasadas 24 horas la consistencia será similar a la de una clara de huevo. Si se solidifica un poco o tiene grumos, revuelve y calienta para que se disuelvan completamente.
  • Si guardas la mezcla en una botella cerrada en un lugar oscuro, te durará mucho tiempo.
  • Cómo usarlo: agrega 2-3 cucharadas soperas en 1 litro de agua. Si es preventivo, úsalo 1 vez por semana o 1 vez cada 15 días, si ya tienes la plaga hazlo cada 3 días, por 2 meses.
  • Aplícalo por la tarde, cuando se vaya el sol, para evitar lastimar las hojas.
  • Sirve para combatir insectos de piel blanda, como pulgones, trips, mosca blanca, cochinilla algodonosa y larvas de escarabajo, incluso será útil con las orugas que son muy pequeñas.

Total
45
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Articulo anterior

Elimina el olor a orina del baño y deja un aroma agradable con estos tips

Siguiente artículo

Beneficios del jugo de limón para tus orquídeas

Related Posts